10 cosas que tendrían los XV años de Rubí si lo celebrara en CDMX

Los XV años de Rubí son el último suceso viral en todo México e incluso en otros países de América Latina. La invitación que hicieron vía YouTube se volvió extremadamente viral por alguna extraña razón. Esto ha causado que su padre eliminará el vídeo y aclarará que no era una invitación abierta, pero un día después volvió a subir el vídeo y comentó que todos estábamos invitados a los XV aprovechando la fama viral que se había creado.

10 cosas que tendrían los XV años de Rubí si lo celebrara en CDMX

Ahora queremos hacer una lista de 10 cosas que tendrían los XV de Rubí si los festejará en la Ciudad de México:

Limosina

No puede haber unos XV años en la Ciudad de México sin un paseo en limosina. Aunque no tenga hijas y nunca hayas asistido a una fiesta de quince años, es seguro que en más de una ocasión hayas visto a una quinceañera paseándose en una limosina por la ciudad.

Claro, estas señoritas no pueden llegar a su gran fiesta sin un gran carruaje que las lleve con estilo, como si fueran unas verdaderas princesas. Está claro que Rubí viajaría con otras 15 amigas dentro de su limusina para llegar a la fiesta más grande que ha tenido en su vida.

La renta de una limusina no es nada económica y depende del modelo de auto que quieras rentar, pero seguro el padre de Rubí pediría el mejor modelo disponible para su pequeña princesa.

Los mariachis

Está claro que el padre de Rubí va a llevar a puras bandas, ya que lo anunció en el video, pero si fuera en la CDMX, después de las 11 pm llegarían los mariachis a cantar los clásicos como “Hermoso cariño”, “Amor eterno”, “Sergio el bailador” y algunos “Vals de amor”.

Aunque hay mariachis en todo México, la plaza Garibaldi es el lugar por excelencia para contratar a un buen grupo de mariachis para cualquier fiesta.

Un vestido de moda

Como todos sabemos, no hay una fiesta de quince años sin un vestido. En CDMX hay suficientes tiendas de vestidos para que pudiera encontrar un vestido elegante y moderno para festejar sus XV.

Se pueden comprar vestidos desde los $5 mil pesos hasta los $20 mil pesos, dependiendo del diseño, el material y el diseñador.

Muchos ramos de flores

Está claro que unos XV deben de estar llenos de colores, aromas e inocencia. Las flores son un centro de mesa por excelencia, las cuales las podría cotizar a un gran precio en el Mercado de las Flores de Jamaica. En este mercado, los arreglos florales se adaptan a cualquier bolsillo y a cualquier gusto; las rosas están a solo $10 pesos la pieza (son de invernadero), aunque hay flores más caras, como la orquídea importada que está en $300 pesos. Como dije, depende de tus exigencias.

En los arreglos florales podría gastarse desde $3 mil pesos hasta los $15 pesos. Aunque el papá de Rubí no parece querer ahorrar dinero para la fiesta.

Un salón de fiestas más elegante

Si los XV años de Rubí se llevarán a cabo en la Ciudad de México, lo más seguro es que se llevarán a cabo en un salón de fiestas muy elegante. En la ciudad hay muchos hoteles y salones bastante elegantes, aunque también hay algunos menos elegantes, más económicos y bastante presentables para una buena fiesta, como es el caso del Salón Convenciones de Tlatelolco, que, aunque no es de los más caros de la ciudad, está bastante bien para cualquier fiesta.

Eso sí, tendría que hacer una reserva con antelación, ya que otra quinceañera podría ganarle el salón a Rubí.

Invitaciones de papel

Como todos sabemos, el padre de Rubí hizo las invitaciones por Facebook y Youtube, pero en la CDMX se acostumbra ser más tradicionalistas con las invitaciones de papel que vienen dentro de una cajita elegante. Son invitaciones más personales.

En la ciudad hay una enorme cantidad de imprentas que podrían sacar las invitaciones de Rubí, y también es muy fácil conseguir las cajitas para ponerlas. Estas se pueden encontrar desde $15 pesos la pieza, aunque hay unas más elaboradas y elegantes que están en $50 pesos cada una.

La coreografía

Las coreografías de los chambelanes es algo muy común en los XV de la CDMX, por lo que hay varias academias que rentan a chambelanes y a instructores para que te enseñen toda la rutina. Así, Rubí se aprendería una gran rutina junto con sus chambelanes para dejar a todos sus invitados muy sorprendidos.

Un gran pastel

El pastel es otro pequeño detalle que no puede faltar en una fiesta de XV años.

Al parecer, los XV de Rubí serán tan grandes que se necesitará un pastel del tamaño de un auto para que todos los invitados puedan comer una rebanada.

En CDMX hay bastantes pastelerías que se podrían encargar de hacer este gran pastel con una combinación de sabores deliciosos. Claro, dependiendo de los gustos y de lo que se vaya a comer en la fiesta, los sabores tienen que variar para que el pastel pueda ser el postre perfecto.

Hay varios estilos y modelos de pastel hechos para este tipo de fiestas, y no nos sorprendería que la fiesta de Rubí tenga un pastel muy extravagante y llamativo.

Valet Parking

Al ser en la ciudad, no tendrías que preocuparte por encontrar un lugar de estacionamiento afuera de la fiesta, ya que con toda la gente que tiene planeado ir lo más seguro es que nunca encontrarías lugar.

Con el Valet Parking no tendrás ningún problema para dejar tu auto y entrar a la fiesta con mucha calma.

Más formal

Bueno, si has ido a una fiesta de quince años recordarás que en realidad son fiestas muy formales, en las que la mayoría de los invitados están de traje para estar elegantes en el gran día de la princesa.

Así que tendrías que ir mandando tu traje a la tintorería para que quede listo para la gran fiesta.

Añadir comentario