10 razones por las que comprar en un abarrotes

Las tienditas de la esquina o abarrotes han ido perdiendo relevancia con la llegada de tiendas de conveniencia casi en cada esquina de cada una de las ciudades de México. Siempre han destacado por poder pedir fiado, dejar a deber o platicar amenamente con el tendero.

Pasar por el antojito, un dulce o alguna cosa para la comida era algo clásico. Este post sirve para recordar lo que puede ofrecer y de homenaje a las tienditas de las esquina:

10 razones por las que comprar en un abarrotes

Préstamos

Cuando se acerca el final de la quince y el dinero no alcanza. Entonces algunos padres envían al niño a pedir fiado. Algunos aceptan y otros no.

Su propia personalidad

Machín, Doña Cuca, La Maria, Los Hernandez… todos tienen un nombre que le da su toque de personalidad propia y define a quienes atienden.

Atención personalizada

Quien despacha en una tiendita de la esquina se sabe tu nombre y te dice don o doña. Además dependiendo de la edad saben quienes son tus padres. Lo mismo tú conoces el nombre de quien te atiende. Por supuesto no falta un saludo y una sonrisa al entrar al abarrotes.

Precios justos y ajustados

¿Quien no ha comprado 15 pesos de jamón o simplemente un shampoo de cuadrito? Ademas de tener unos precios buenos siempre han sido flexibles en ofrecer lo que en otros lugares no puedes conseguir.

Pagar con una línea de crédito

Si se tiene confianza algunas tienditas te ofrecen ir apuntando los productos que se van comprando y al final la quincena se liquida lo que se debe. También si no tenias línea de crédito y un día te faltaba unos pesos podías llevártelo y pagarlo en otro momento.

Modos de cobro

La forma de cobrar ha ido evolucionado. Pero un clásico en las tienditas era un cartón en el que se iba apuntando con un lápiz lo consumido para después sumar a mano lo que se debía.

Apoyando la economía local

Comprar en una tiendita ayudas a la economía de tu calle, ayudando a crecer tu zona.

Asesores

Si no encuentras algo siempre están dispuestos a ayudarte y a asesorarte sobre que es mas conveniente. Incluso alguno se atreve a recomendar alguna receta.

Tocar a media noche

Si hay confianza les puedes tocar para seguir la fiesta o para el monchis. Algunos tienen una ventana en la cortina metálica donde despachan las cosas.

Recompensas

Sin tarjetas de puntos ni nada similar. Los tenderos siempre tienen algún detalle con el que obsequiar a los clientes fieles.

Añadir comentario