5 pruebas de que los XV de Rubí fueron una farsa planeada para…

Esperada por muchos y odiada por otros más, finalmente pasaron los XV de Rubí Ibarra García, uno de los eventos más decepcionantes del año, el cual llamó la atención de millones de personas en las redes sociales, convirtiéndose en algo grande a nivel nacional e internacional.

Una investigación hecha por un periódico local de San Luis Potosí, muestra que esta gran fiesta “accidental” en realidad fue planeada por una agencia de publicidad y las empresas que estuvieron como patrocinadores del evento.

Todo esto fue una farsa en la que miles de personas cayeron, dándole importancia a una insignificante fiesta. Estas son las pruebas de ello:

1.- La verdadera edad de Rubí

Rubí no cumplió años el día de su fiesta. Ella cumplió el 31 de agosto.

2.- Gran campaña turística

Según los datos mostrados en la investigación, la Secretaria de Turismo financió una gran parte del costo de la fiesta, con el objetivo de mostrar que es un estado apto para el turismo.

3.- Campaña para el candidato a gobernador de Nayarit

Uno de los presentes políticos fue Hilario “Layin” Ramírez, el actual alcalde de San Blas, quien es conocido por “robar poquito”, y que sueña con ser el próximo gobernador de Nayarit.

4.- Negocio para la familia

Fuentes cercanas a la familia Ibarra García han asegurado que por la venta de la exclusiva del evento y los contratos de patrocinio, la familia obtuvo ganancias de cerca de 10 millones de pesos.

5.- Darle fama a su hija

Testimonios de la joven Rubí, han revelado durante una entrevista que todo el fenómeno de sus XV años fue perfectamente planeado por una empresa de publicidad, la cual fue contratada por don Crescencio Ibarra, esto con el objetivo de lograr que su hija obtuviera fama y reconocimiento.

Añadir comentario