7 motivos por los que Mario Almada es mejor que Chuck Norris

Este pasado 6 de octubre finalmente le dijimos adiós a Mario Almada, el “Chuck Norris mexicano”. Con 94 años de edad y una amplia trayectoria cinematográfica, a él lo conocimos por sus películas pistoleros y aventuras sanguinarias. Sus personajes no se destacaban precisamente por ser el mejor ejemplo, estamos de acuerdo, pero nos hicieron disfrutar enormemente.

7 motivos por los que Mario Almada es mejor que Chuck Norris

Muchos consideran al señor Almada bastante superior a Norris, quien protagoniza gran variedad de memes rudos en la web. Estas son siete razones que a ti también te van a convencer: 

1.- Sus diálogos estaban llenos de filosofía. Almada era de pocas palabras pero cuando decía algo, te dabas cuenta de la sabiduría detrás de su rostro de hombre duro. “Hay algo más poderoso que la venganza de que mueve al mundo: ser libre”, es uno de sus inmortales comentarios.

2.- Se le daban bien las rancheras. Cada vez que entraba en una cantina, era de ley que se las aventara con sus caballitos de tequila.

Te puede interesar: Los secretos más impactantes de Mario Almada, el padrino del Chapo Guzmán

3.- Sabía lo importante que es el trabajo en equipo. Aunque por sí solo era un grande, nunca dudaba en aliarse con otros forajidos expertos que le añadían emoción a cada una de sus batallas.

4.- Protegía a su madre ante todo. Ella podía rogarle mil veces que no se arriesgara con sus enemigos, pero Almada se las cobrara todas. Eso sí, antes se aseguraba de dejar a su madre a buen resguardo.

Te puede interesar: Murió Mario Almada, una leyenda del cine de acción mexicano

5.- No se avergonzaba de llorar. Estamos acostumbrados a ver a héroes que no lloran, pero cuando a él le ganaba el sentimiento, no dudaba en mostrar sus lágrimas. Y no por eso era menos hombre.

6.- Nunca fallaba un tiro. Incluso con un parche en el ojo, su puntería era legendaria en cada una de sus películas.

7.- Y el machete también lo dominaba. Si no tenía pistola, no le daba miedo entrarle a los machetazos. Un hombre de recursos.

Añadir comentario