Calentó un calcetín con sal en una sartén, ¡nunca adivinaras para qué!

Si en algún momento te ha dado un dolor de oído o tu hijo tiene un gran dolor en el oído sabes que este tipo de dolores pueden ser irresistibles y muy molestos.

Calentó un calcetín con sal en un sartén

Lo más seguro es que uses antibióticos, los cuales eventualmente harán su efecto si todo sale bien, ya que en algunos casos no funcionan, además de que algunas personas prefieren no usar medicamentos por los efectos secundarios que pueden presentarse en algunas ocasiones.

Si eres una de esas personas que prefiere evitar el uso de medicamentos de ser posible, entonces este truco te servirá de mucho. Lo único que necesitas es un calcetín blanco y sal de mar, ya que esta tiene una composición química muy específica y muy distinta a la sal de mesa.

Es importante que los calcetines sean blancos para que haya problemas y no se puedan desteñir. También debes de estar seguro de que sea sal marina gruesa, ya que si no es lo bastante gruesa se puede llegar a salir del calcetín y esto nos dificultara todo.

Debes de usar aproximadamente 1 taza o 1 taza y media de sal de mar y colocarla dentro del calcetín. Para facilitar el proceso puedes doblar el borde del calcetín hacia afuera, utilizar un embudo o simplemente hacerlo con mucho cuidado. A continuación cierra el calcetín con un nudo bien hecho.

Ahora que tengas un calcetín lleno de sal de mar que ocupe el tamaño de la palma de tu mano lo debes colocar en un sartén a fuego medio o bajo y esperar a que se caliente entre 4 y 6 minutos. Voltea el calcetín frecuentemente para que no se caliente de más y se queme.

Después de que se haya calentado verifica la temperatura con tu mano; no debe de estar extremadamente para que no queme la cara de la persona con dolor.

Para finalizar solo pon el calcetín sobre el oído y la barbilla de la persona afectada. Se debe de recostar con él con el oído arriba del calcetín y el dolor desaparecerá en poco tiempo.

One Response

  1. eduardo carts 8 meses atras

Añadir comentario