Lombard Street, una de las calles más sinuosa y empinada del mundo

Si hay una ciudad que se ha destacado por su estética en los Estados Unidos, esa es la de San Francisco, una urbe que nunca descansa y en la que lo tradicional y lo moderno, se mezclan día con día. Su característica más conocida, después del famoso Golden Gate, son sus calles inclinadas y llenas de casas históricas. Entre ellas, Lombard Street se ha convertido en la más famosa debido a su original apariencia.

Lombard Street, una de las calles más sinuosa y empinada del mundo

Con una pendiente de 40 grados de inclinación, dispuesta en varias hileras en forma de zigzag, desde siempre ha atraído la atención de turistas y numerosos fotógrafos, que no han dudado en retratar con sus áreas verdes y los vehículos que suben y bajan.

Lombard Street, una de las calles más sinuosa y empinada del mundo

Mirar como los autos recorren Lombard Street es en sí toda una atracción, ya que pareciera que van por una montaña rusa en miniatura.

A ambos lados de la calle, casas y apartamentos de construcción moderna le dan la bienvenida a sus visitantes, que la mayor parte del tiempo permanecen abajo y al inicio de este paseo, para contemplarlo en todo su atractivo.

Lombard Street, una de las calles más sinuosa y empinada del mundo

Lombard abarca desde la Coit Tower hasta el Parque Presidio, destacándose en toda su extensión la colina Russian Hill, muy cercana a la Avenida Columbus.

Lombard Street, una de las calles más sinuosa y empinada del mundo

Su precioso diseño no fue una decisión hecha al azar. En 1922, aprovechando los numerosos desniveles de la pendiente, se construyó toda una calzada con baldosas rojizas y 400 metros de largo, además de plantar árboles y arreglar las zonas adyacentes con pequeños jardines, en los que se combinaron césped, arbustos y flores.

Lombard Street, una de las calles más sinuosa y empinada del mundo

Hoy en día, muchos coches de alquiler se ofrecen a llevar a los turistas hasta la parte más alta de Lombard, desde donde pueden hacer un recorrido apreciando cada rincón de la popular calle.

Es una parada obligatoria si viajas a San Francisco.

Añadir comentario