Cerro del Crestón, el segundo faro natural más alto del mundo

Cuando sales de viaje, no hay nada como deleitarte con la visión de la Naturaleza en los lugares más fascinantes, Mazatlán, con su bahía y sus maravillas paisajísticas no es la excepción y tiene un sitio desde el cual es posible apreciarlas en su máximo esplendor. Hablamos del Cerro del Crestón, un lugar que ya ha sido catalogado como el segundo faro natural más alto en el planeta.

cerro del creston faro mexico segundo faro natural más alto del mundo

Mirar la ciudad y el puerto sinaloenses desde allí arriba, es una experiencia que se queda para siempre en el corazón de los viajeros.

cerro del creston faro mexico segundo faro natural más alto del mundo

Sin embargo, subir hasta la cúspide no es un desafío hecho para todos.

cerro del creston faro mexico segundo faro natural más alto del mundo

Con sus 157 metros de altura y un sendero irregular y escalonado que conduce hasta allí, realmente se necesita tener una buena condición física para disfrutar y soportar del recorrido. No es raro que, de hecho, sean muchos atletas y amantes del fitness los que se reúnen aquí para entrenar.

cerro del creston faro mexico segundo faro natural más alto del mundo

No obstante, para quienes no quieran llegar hasta la cima existen bancas y miradores más pequeños distribuidos a lo largo del cerro, que igual son excelentes para mirar el mar y la ciudad, y especialmente la Isla de Piedra.

cerro del creston faro mexico segundo faro natural más alto del mundo

Lo mejor es subir al Cerro del Crestón de noche, pues las luces que iluminan las casas del poblado y que se extienden sobre el mar conforman un espectáculo digno de ver.

cerro del creston faro mexico segundo faro natural más alto del mundo

Eso sí, si alguna vez viajas hasta aquí con la intención de llegar hasta la punta el mirador, te recomendamos llevar ropa cómoda y calzado para hacer deporte como tenis, pues ya se ha mencionado que no es algo tan fácil. Lleva también un poco de agua para hidratarte durante el camino y por supuesto, tampoco olvides tu cámara de fotos, pues ninguna de las imágenes que se pueden captar desde aquí tiene desperdicio.

Añadir comentario