Era su cumpleaños, tenía las mesas reservadas y listas, pero su familia nunca apareció

Todos queremos celebrar nuestro cumpleaños con nuestros seres queridos, familiares y amigos, e imaginamos que será un día perfecto en el que todos la pasaremos muy bien.

cumpleaños mesas reservadas familia no aparecio

Foto de Patty Rodríguez

En esta historia, Eduviges, imaginaba la noche perfecta, ya que reuniría a las personas más importantes en su vida: su esposa, sus hijos y sus nietos y tendría una celebración divertida.

Este hombre de 61 años de edad, reservo 3 mesas en un restaurante. Llegó antes y decoró las mesas con serpentinas, colocó gorritos de fiesta y un gran pastel para festejar que cumplió un año más de vida.

cumpleaños mesas reservadas familia no aparecio

Foto de Patty Rodríguez

Pensaba que sus nietos se divertirían a su lado, que sus hijos lo abrazarían y que su esposa le daría muchos besos.

Luego de acomodar todas las mesas y deja todo listo, se sentó a esperar. Pero los minutos empezaron a pasar, después pasaron varias horas y la sonrisa se desvaneció de su rostro. Nadie llegó al Café La Parroquia, en Veracruz, en donde había quedado de verse con su familia el 3 de diciembre.

cumpleaños mesas reservadas familia no aparecio

Foto de Patty Rodríguez

Los demás clientes del restaurante lo notaron muy emocionado al principio, pero todo se comenzó a hacer extraño y un tanto incomodo cuando nadie aparecía y el señor seguía solo mirando su agua mineral de una manera muy triste.

Luego de que nadie apareció, y al borde del llanto, el hombre le pidió a los demás clientes que si querían acompañarlo y cantarle las mañanitas.

Les pido una disculpa por robar su atención. Hoy es mi cumpleaños, cumplo 61 años. Arregle las mesas y traje pastel porque quede de verme con mi familia para celebrar mi cumpleaños. Esperaba que mis hijos, mis nietos y mi esposa vinieran. Como nadie vino, les pido que, a quien quiera sentarse conmigo a celebrar mi cumpleaños y cantarme Las Mañanitas, se los agradecería con todo mi corazón”, les dijo a todos con la voz entrecortada luego de recibir una llamada telefónica.

Las personas, si pensarlo mucho, se acercaron a Eduviges y le hicieron compañía. Le cantaron las mañanitas y se sentaron con él un rato. El hombre les contó que era originario de Chiapas pero que llevaba algunos años viviendo en Veracruz.

Por medio de su cuenta de Facebook, Patty Rodríguez, compartió las fotos de la celebración, las cuales se hicieron virales rápidamente.

Añadir comentario