Deja reluciente tu grill sin frotarlo ni rascarlo

No hay nada como contar con tu propia grill en casa para asar deliciosas hamburguesas, salchichas, pollo y otros alimentos con ese toque tan especial que solo la parrilla les puede dar. Pero la parte fea viene cuando después de usarla, te das cuenta de que la superficie queda toda manchada de grasa ¡y que flojera puede dar tener que limpiarla! Sobretodo porque parece imposible de despegar… ¿o no?

Deja reluciente tu grill sin frotarlo ni rascarlo

Pues de hecho, hay una manera de poder deshacerte de ella sin tener que frotar ni rascar la superficie, y es mucho más fácil de lo que crees. Lo único que necesitas son tres o cuatro servilletas de papel grandes, de esas que normalmente se usan en la cocina.

Apílalas las unas sobre las otras para que queden como una sola servilleta gruesa, luego colócalas debajo del grifo de agua, escúrrelas con cuidado para deshacerte del exceso y vuelve a estirarlas. A continuación colócalas encima de la parrilla y déjalas de esa manera por un rato.

¿Y qué pasa después?

Las servilletas húmedas comienzan a absorber por si solas toda la grasa que se encuentra pegada en la superficie, sin que tú tengas que hacer el menos esfuerzo. Podrás comprobar que una vez que retiras las servilletas, tu grill queda absolutamente limpio.

Es un truco estupendo para limpiarlo cada vez que haces una parrilla o disfrutas de tus alimentos favoritos. Lo único que te conviene hacer después, es pasar una esponja con jabón por encima, pues no hay que ignorar que la humedad también puede favorecer la proliferación de gérmenes y este es solamente un tip para librarte de la grasa.

Aunque no está mal para seguir manteniendo tu asador como nuevo, ¿no te parece?

Otro consejo para que tus alimentos no suelten demasiada grasa, es variar el fuego de medio-alto a bajo.

Añadir comentario