Deliciosa receta con fresas para blanquear los dientes

Una dentadura blanca y reluciente es el sueño de todos, pero a veces parece imposible de alcanzar, a no ser que tengas suficiente pasta como para pagar un blanqueamiento láser. La verdad es que no es necesario llegar tan lejos. Puedes hacer que tus dientes parezcan perlas con un tratamiento sano, económico y 100% natural en el que únicamente vas a usar fresas y bicarbonato de sodio.

Deliciosa receta con fresas para blanquear los dientes

¿Por qué fresas? Estas frutillas contienen una sustancia llamada ácido málico, que actúa de manera efectiva contra las manchas en la dentadura. Su vitamina C además, es estupenda a la hora de borrar con la placa dental.

Aparte de esto, resultan un modo excelente de actuar contra muchos factores cotidianos que pueden llegar a manchar el esmalte dental, como el limón, el tabaco, el alcohol y hasta el agua, que en un mínimo porcentaje, podría contribuir a que los dientes no se vean tan pulcros como queremos. Pero esto es algo que no podemos evitar, solo revertir con un tratamiento.

Este remedio se prepara así:

Tritura dos o tres fresas y mezcla la pulpa con media cucharadita de bicarbonato de sodio. Cuando todo esté bien revuelto, agrégalo a tu pasta de dientes habitual y estará listo para usarse.

Esto se usa cepillando tus dientes de la manera habitual y dejando que el remedio actúe en tu dentadura, por no más de 5 minutos. No es necesario usarlo todos los días, puedes hacerlo cada 15 o 20 días y tan solo una vez a lo largo de tu rutina. Cuando lleves un par de meses o más, serás capaz de notar como tus dientes se ven más blancos. Pero tienes que ser consistente si quieres apreciar un cambio verdadero.

Así que anímate a usar este remedio hecho con fresas, ¡es 100% seguro y muy ecológico!

Añadir comentario