Descubre porque jamás debes de sentarte con las piernas cruzadas

Todo el tiempo vemos a gente sentada con las piernas cruzadas y nosotros las cruzamos de forma natural y sin pensarlo, ya que en realidad es una postura muy cómoda, especialmente para las mujeres.

Esta postura tiene una connotación estética, elegante y sensual, por lo que en muchas ocasiones vemos a las modelos posando con las piernas cruzadas.

Pero es importante que sepas las implicaciones que esta postura tiene para nuestro cuerpo, así que a continuación te daremos muy buenas razones para que jamás vuelvas a sentarte con las piernas cruzadas.

  1. Al mantener la misma postura durante mucho tiempo se causa la patología del nervio peroneo. Aunque puede ocurrir con cualquier postura, se ha revelado que es más probable que ocurra con las piernas cruzadas.
  2. Si te sientas mucho tiempo con las piernas cruzadas se aumenta la presión sanguínea en el cuerpo. No importa si no tienes problemas de presión, evitar esta posición puede mejorar tu salud y así evitar afecciones circulatorias.
  3. Hacer de esta posición un hábito puede ocasionar que a largo plazo te aparezcan las llamadas “venitas de araña”. Aunque es un hecho que la aparición de estás depende en gran parte de la genética, el hecho de sentarse así puede ayudar a acelerar el proceso de irritación en las venas.

Al sentarse con las piernas cruzadas puedes ocasionar que la articulación de la cadera se salga del eje ocasionando que el muslo se despliegue levemente. Esto ocasiona que a largo plazo la cabeza del fémur y la cavidad del hueso ilíaco no encajen como antes.

Cuando pones una rodilla sobre la otra se envía sangre de las piernas hacia el tórax, lo ocasiona que el corazón tenga que bombear más sangre y así aumente la presión.

Un simple cambio de postura puede hacer mucho por ti.

One Response

  1. Dorad 8 meses atras

Añadir comentario