El pasado español de Toulouse

Toulouse es, a día de hoy, una de las ciudades más importantes de Francia, debido a sus muchas atracciones turísticas y su colindancia con el río Garona. Si bien la cultura del país se puede sentir en cada rincón de la urbe, muy pocos saben que su población cuenta con una interesante mezcla de minorías, que han contribuido a hacer de ella una de las metrópolis más atractivas del país.

espanoles caminando capitolium toulouse

El pasado de la Ciudad Rosa se ha visto marcado por inmigrantes de distintas partes del viejo continente. Entre estas, los españoles cuentan con una historia que data de la década de la Segunda Guerra Mundial, en plena ascensión de Francisco Franco al poder.

Con el establecimiento de la dictadura en España, los miembros republicanos se exiliaron estableciendo sus sedes en otros puntos europeos. Toulouse recibió decenas de miles de personas que huían del fascismo y que pronto se establecieron en la Ville Rose para coordinar la resistencia antifranquista. No solo soldados y políticos se encontraban entre ellos, sino también familias que hicieron gran parte de sus vidas en la urbe francesa.

Te puede interesar: Que hacer en Toulouse durante un fin de semana

En aquellos tiempos, a Toulouse se le llegó a conocer como la “quinta provincia catalana”. Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, la sede conocida como Casa de España continuó abierta por años. De hecho, aún hoy en día se puede hacer una visita al local de la CNT en el número 4 de la Rue de Belfort.

Si de mencionar a miembros relevantes de la resistencia se trata, podemos sacar a relucir la figura de Francisco Ponzán Vidal, un profesor de procedencia aragonesa que formó parte del movimiento anarquista. Mientras la Guerra Civil estaba en su apogeo, ayudó a conformar el Consejo de Aragón.

Pero su papel más activo sin duda alguna, fue tras la derrota de la resistencia, pues desde Toulouse estableció una red de evasión contra las deportaciones y los campos de concentración, plantándole cara no solo al fascismo sino también al nazismo. Esto le llevaría a ser encarcelado en Saint-Michel. Poco antes de la liberación, los nazis lo ejecutaron al lado de otros 53 opositores y sus restos fueron quemados en el bosque de Buzet.

pasado español toulouse francia

Aquello fue solo el inicio del establecimiento de una época de caos en la urbe, que se consideraba parte de la Francia libre a pesar de la presencia de los soldados alemanes.

Te puede interesar: 10 cosas geniales que ver en Toulouse

Lo verdaderamente importante de estos acontecimientos históricos, es la herencia española que todavía se puede percibir en esta villa francesa. Actualmente, los descendientes de inmigrantes conforman una de las minorías más destacables.

Se estima que aquí viven más de 20.000 hijos y nietos de españoles, gracias a los cuales el castellano es la segunda lengua más hablada en Toulouse.

Añadir comentario