Esta es la tienda donde Villa y Zapata compraban sus sombreros en la Ciudad de México

No todos los días se tiene la oportunidad de poner un pie en el mismo lugar que pisaron personajes históricos. En la Ciudad de México sin embargo, todavía existe una tienda que no solo se distingue por la calidad artesanal de sus sombreros, sino también por haber atendido a grandes personajes históricos, tales como Francisco Villa, Emiliano Zapata, Porfirio Díaz, el famoso pintor José Luis Cuevas, entre otros.

Esta es la tienda donde Villa y Zapata compraban sus sombreros en la Ciudad de México

Tardan es el nombre de esta tienda en la que puedes encontrar sombreros de muchas clases y actualmente ocupa el número 7 de la Plaza de la Constitución.

Su historia se remonta a 1847, cuando abrió por primera vez sus puertas bajo el nombre de “El Castor”. Pero en 1870, un hombre de ascendencia francesa llamada Francisco Dallet compró el negocio junto a otro establecimiento llamado, “El Sombrero Colorado”.

Más adelante, Dallet se asoció con Carlos Tardan para administrar los establecimientos hasta que finalmente este último término comprándole todo.

La familia Tardan lleva 135 años como propietaria de la sombrerería.

Durante el siglo XIX, el uso de los sombreros llegó a su máximo apogeo y con él la prosperidad de este negocio. Una de sus especialidades es el sombrero Palma Panamá, originario de Ecuador y tejido en el interior de cuevas panameñas.

tardan sombreros

Foto de tardan.com.mx

Ofrecer este tipo de productos artesanales ha logrado que el establecimiento perdure hasta nuestros días, pues aunque ya no es muy común usar sombreros, todavía se siguen considerando un útil accesorio. Y este sitio es referencia para comprarlos.

En el interior se conserva el denominado “Libro de Oro”, donde yacen las firmas de las grandes personalidades que alguna vez compraron en Tardan. Como dato curioso, junto a la firma de José Luis Cuevas se pueden apreciar algunos bocetos alusivos a la tienda, que fueron dibujados por el artista en homenaje al lugar.

Añadir comentario