Finalmente el FBI ha revelado que la muerte de Paul Walker no fue un accidente

Hasta ahora se creía que la muerte de Paul Walker no había sido más que otro accidente automovilístico en el mundo. Pero recientemente, la prestigiosa marca de automóviles, Porsche, ha salido para aclarar que toda la culpa fue de Paul Walker, ya que según datos que fueron revelados, el vehículo que el actor conducía había sido sometido a varias alteraciones y varios cambios.

Ahora, es importante que recordemos que hace unas semanas la hija de Paul Walker optó por demandar al fabricante de autos (Porsche) bajo los cargos de una muerte injusta, ya que ella aseguraba que el vehículo que su padre usaba el día de su muerte tenía algunas fallas de fábrica que dieron como resultado la muerte de su papá.

Como es de imaginar, el objetivo principal de la demanda era obtener una compensación económica, argumentando que era necesaria para pagar los daños.

Pero recientemente todo ha cambiado, ya que gracias a una serie de documentos oficiales que fueron expuesto hace unos días al fabricante apuntaron: “El fallecimiento del actor, así como el resto de las lesiones y daños que fueron registrados fueron a causa de alteraciones hechas al vehículo”.

De acuerdo a los reportes que el mismo FBI ha revelado, el vehículo del actor fue alterado intencionalmente, por lo que ahora se ha abierto una investigación para determinar si la muerte del actor fue un simple accidente por alteraciones que él hizo o si en realidad alguien más alteró su auto para que muriera.

Después de algunas semanas de investigación, el FBI simplemente se dedicó a comentar: “Se trata de un accidente provocado”.

Hasta ahora no ha salido a la luz el nombre de ningún sospechoso, pero la investigación continúa.

Añadir comentario