Francesa patenta bordados oaxaqueños. Indígenas ya no podrán hacer su ropa

Isabel Marant se ha visto una vez más se envuelta en un plagio, después de que la comunidad indígena de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca, sur de México la ha acusado de copiar sus trajes tradicionales para piezas de su verano 2015 colección de primavera.

Para complicar aún más el caso, la oficina de Isabel Marant alega que la casa de moda francesa Antik Batik ha reclamado la patente y actualmente se encuentran en medio de procedimientos legales. Isabel Marant, sin embargo, insiste en que su fundador y diseñador ha estado informado sobre el origen y la inspiración para el diseño y tiene la esperanza de dar crédito a la comunidad mexicana.

“Antes de que el tribunal de distrito de París dictamine, Isabel Marant está luchando para dejar las cosas claras: ella ha presentado propuestas que señalan expresamente que estos diseños vienen desde el pueblo de Santa María Tlahuitoltepec, en la provincia de Oaxaca, en México,”

Estas prendas se han venido creando en esta región mexicana desde hace más de 300 años.

Los representantes de la comunidad indígena manifestaron que ellos nunca han patentado sus artículos para poder producirlos y venderlos, el mero hecho de usarlo durante tantos años pensaban era suficiente.

Los indígenas reclaman al gobierno de México que se cree un marco legal para proteger sus derechos y queden a salvo de las grandes empresas sus diseños. Quedando estos artículos típicos en poder de su población original. Esperamos que todo se acabe solucionando.

Añadir comentario