Historia de los barcos a vapor en Chapala, México

En el siglo XIX, antes de la llegada de los ferrocarriles, los viajes por tierra eran lentos y arduos. Para llegar al lago de Chapala, por ejemplo, desde Guadalajara generalmente conllevaba o bien una parada de una noche de camino, o viajes de un día completo, con un cambio de caballos a mitad de camino. No es de extrañar, por tanto, que relativamente pocas personas desafiaron las incertidumbres del viaje (y los bandidos que vivían fuera de las grandes ciudades) para visitar Chapala o Ajijic.

panoramica lago chapala

En 1833, el entonces gobernador de Jalisco, Pedro Tamés, planeo  hacer gran parte del río Santiago y Lerma navegable, además de llevar agua a través de un canal desde el río Santiago en Poncitlán a un molino en Guadalajara. El ingeniero que estudio a la propuesta, Samuel Trant, acordó que el plan era factible, y preparó un mapa detallado de la mejor ruta, pero Tamés dejó el cargo poco después, y el plan fue archivado.

barco de vapor libertad chapala

En diciembre de 1865 la Compañía de Navegación y Comercio del Lago de Chapala y Río Grande fue creada. Sus objetivos eran la compra de barcos, canalizar el río para hacerlo navegable además de construir almacenes y otras obras de infraestructura para el comercio. Folletos promocionales incluían un mapa detallado del proyecto. Estos planes nunca se cumplieron, tal vez porque los inversores franceses dejaron el proyecto.

puerto lago chapala

Incluso si el canal no se podía construir, otros estaban convencidos de que los barcos de vapor podrían proporcionar un valioso servicio en el Lago de Chapala, de esta manera unir las ciudades que eran de difícil acceso por carretera y de manera más rápida de lo que se podía hacer a caballo o en coche.

faro lago chapala

Finalmente en 1868, el barco de vapor Libertad fue botado en el lago realizando trayectos semanales. La Libertad ofrecia salidas regulares, dejando Chapala a las 6.00 de la mañana del sábado con paradas en La Barca, Ocotlán y Jamay. Volvia el lunes en la noche. Los miércoles, navegaba a Tuxcueca, Tizapán y La Palma, regresando al día siguiente.

embarcadero lago chapala

La Libertad se volcó en Ocotlán, a sólo seis metros de la orilla, el domingo 24 de marzo 1889; 28 personas se ahogaron. Al año siguiente, la Libertad fue vuelto a poner a flote y pasó a llamarse Ramón Corona , por el gobernador del estado. En noviembre de 1889, Ramón Corona fue asesinado. El barco fue llevado al lago de Pátzcuaro y cambió el nombre a Don Vasco .

panoramica chapala

La Libertad no fue el único barco de vapor en el lago. En 1893, apareció un buque nuevo, que tenia dos cubiertas y tenia por nombre Chapala.

A pesar de su éxito, por los albores del siglo 20, los días de viajes en barco en el lago fueron cambiados primero el tren y luego el automóvil, se convirtió en el medio de transporte preferido. Así como el pueblo de Chapala y sus aguas termales comenzó a atraer la atención internacional, veleros sustituyen a los barcos de vapor y reclamaron el lago.lago chapala foto historica

Paseos en barco en la actualidad

En 2011 un grupo de inversores decidieron volver al tradicional viaje en barco de siglos pasados. Los fines de semana se podrá viajar de manera ludica y rentar para eventos privados en cualquier momento. El coste es de 180 pesos por un viaje de unas 2 horas que incluye una bebida, los boletos se compran en la rampa del malecón de Chapala.

Añadir comentario