Historia de un oso, el emotivo corto chileno que ganó el Oscar y te hará llorar

Chile celebró su primer Oscar de toda la historia – Historia de un oso (Bear Story) es una fábula que evoca el oscuro pasado del país, ganó el premio al mejor cortometraje de animación.

“Es una historia simple, pero profundamente humana, que ha marcado la vida de muchas familias en nuestro país”, dijo la presidenta de Chile Michele Bachelet.

Dirigida por el chileno Gabriel Osorio, cuenta la triste historia de un viejo oso que se para en una esquina muy transitada todos los días, anhelando una familia que le fue quitada para trabajar en el circo.

Más allá de su significado literal, la historia es una metáfora del exilio del abuelo de Osorio durante la dictadura de Augusto Pinochet, en los años 1973-1990.

El abuelo de Osorio, Leopoldo Osorio, ex militante del Partido Socialista fue encarcelado después del golpe de Estado de Chile en 1973 y luego vivió en el exilio en Inglaterra. En términos más generales, la historia es una alegoría de los chilenos cuyas familias fueron desaparecidas o exilidada bajo la dictadura de Augusto Pinochet – torturados decenas de miles personas y cobrado más de 3.000 vidas. Todavía muchos supervivientes aún buscan respuestas.

“En lo personal, quiero dedicar este logro a mi abuelo, que es el que inspiró esta historia, y para todas las personas, como él, que han sufrido en el exilio”, dijo Osorio al recibir el premio en Hollywood. “Realmente esperamos que esto nunca vuelva a ocurrir.” prosiguió.

La película de animación de 10 minutos seductora, sin diálogo, no es un cuento de niños. La narración se centra en un oso solitario que pasa sus días en una esquina de la calle mientras trascurre la historia sobre su familia fracturada a través de la mirilla de un diorama mecánico , un artilugio con engranajes, correas y figuras emergentes. El efecto es tan mágico como desgarrador.

Añadir comentario