Historia del Papel Picado Mexicano

El Papel Picado es una forma popular mexicana de arte que presta un aire festivo para muchos tipos de celebraciones.

Expertos artesanos utilizan punzones, cinceles y cuchillas especiales para hacer diseños intrincados. Con su experiencia son capaces de cortar a través de 50 hojas de papel de seda a la vez. El diseño puede incluir figuras como flores, follaje, pájaros, ángeles, cruces, esqueletos y figuras históricas, así como palabras o frases. Los bordes pueden ser rectos, ondas, zig-zag o con flecos. Cada diseño es una obra única y compleja de arte que requiere una gran habilidad.

ejemplos vector png papel picado mexicano

El uso de papel como un avío de las festividades religiosas se remonta al México prehispánico. Los aztecas usaban la corteza de morera e higueras silvestres para hacer un papel rugoso llamado amatl. Este fue empleado en numerosos rituales para hacer banderas y pancartas para decorar templos, calles, casas y campos. Banderas de papel de caucho líquido eran adornos comunes para los rituales asociados con los dioses de la lluvia.

De acuerdo con el calendario civil azteca, el año solar se iniciaba durante la estación seca – probablemente en el equinoccio de primavera – con el mes llamado Atlcahualo, que significa “falta de agua”. Las celebraciones dirigidas a obtener el favor de Chalchiuhtlicue y Tláloc, los dioses de la lluvia incluían papel picado sobre postes de madera fuera de los templo.

Para la fiesta de la cosecha Xocol Huetzi enormes banderas ondeaban desde la parte superior de los postes. Allí tenia cabida la insignia del dios del fuego Xiutecuhtli y una efigie modelada a partir de semillas de amaranto.

El nacimiento del dios de la guerra Huitzilopochtli, una figura importante en el panteón azteca, fue conmemorado en conjunto con el solsticio de invierno, una celebración llamada panquetzaliztli – “la elevación de las banderas”. Los participantes llevaban caléndulas y pancartas de amatl con danzas rituales frente al Templo Mayor. Además se ponían para adornar árboles frutales y casas de la gente.

Después de la conquista española el papel de china (papel de seda) se introdujo y se convirtió en el material preferido para decoraciones navideñas cristianas. Debido a la delicada consistencia del papel de seda tiende a ser de naturaleza efímera. Por lo que los encantadores diseños tradicionales que aún prevalecen ayudan a compensar lo que el, material moderno más robusto carece de valor estético.

Lo colores para el papel picado son frecuentemente seleccionados con cada festividad. Cielo azul o rosa y blanco son comúnmente elegido para las celebraciones en honor a la Virgen María, amarillo y blanco para los santos patronos. Rosa vibrante, naranja y morado son los tonos utilizados para ofrendas asociadas con el Día de los Muertos. De color púrpura también son ampliamente utilizados en la Pascua. Los colores de la bandera mexicana – rojo, blanco y verde – se reservan para venerar a la patrona de la nación, la Virgen de Guadalupe, así como para conmemorar el Día de la Independencia, 16 de septiembre. Las tonalidades del arco iris son apropiadas para la Navidad y festividades no religiosas .

Cualquiera que sea la ocasión, el papel picado transmite siempre un mensaje alegre: ¡Viva la Fiesta! ¡Viva Mexico!

Añadir comentario