El Historico Castillo de Loarre, Huesca, Aragón

El Castillo de Loarre es impresionante. Es uno de los castillos románicos mejor conservados de España. El castillo ha resistido al tiempo en una prominencia rocosa en la falda sur de los Pirineos al noroeste de la provincia de Huesca. El tiempo parece haberse detenido en el tiempo a medida que sube desde las rocas grises, vigilados por sus torres silenciosas.

castillo de loarre huesca
El castillo ha conservado su gloria debido, en parte, a la lejanía de su localización en la base de los Pirineos. Las faldas están llenas de pinos, matorrales, campos de almendros y olivos; el toque de hierbas perfuman el aire de los bellos valles.

castillo de loarre huesca

Los orígenes de Loarre se remonta a la antigua Roma, antes del nacimiento de Cristo. Los historiadores creen que Loarre fue el sitio de Calagurris Fibulariensis cuyo pueblo ofreció a Julio César su ayuda mediante el envío de hombres para luchar en la batalla de Lérida en agosto del año 49 antes de Cristo.

castillo de loarre huesca

Por 1016 Loarre estaba siendo utilizado como una fortaleza fronteriza por el rey de Aragón, Sancho III el Mayor. La parte más antigua que queda del castillo fue construido por él entre 1015 a 1023, como una defensa contra los poderes musulmanes de Bolea y Ayerbe.

castillo de loarre huesca

El castillo fue utilizado como residencia real durante unos 100 años. Esta primera parte del castillo contiene la primitiva capilla, sala, la Torre de la Reina y la Torre el Homenaje. La torre del homenaje es de 22 metros de altura con una parte superior almenada y las paredes alcanzan un espesor de 2 metros.

castillo de loarre huesca

La ubicación de Loarre le daba una marca de importancia estratégica, ya que era uno de los varios castillos en la línea de defensa que cubría la región de Huesca.
Desde aproximadamente 1062 hasta 1070, Loarre estaba bajo el dominio musulmán. El Rey Sancho Ramírez retomó y amplió el castillo 1070-1071, esta época fue cuando se realizo la expansión de la iglesia románica. El Rey Ramírez también proporcionó los medios para que Loarre se convierta en un monasterio agustino. La posición del castillo estaba a pocos kilómetros del camino de peregrinación que iba desde Jaca a Puente la Reina.

castillo de loarre huesca

El castillo fluye sobre la roca sobre la que se apoya, siguiendo el paisaje. Se puede ver como se muestra una sofisticación sin precedentes de diseño, con un aspecto suave y detallada de su construcción.

La iglesia de San Pedro es una obra de arte, que contiene una amplia nave cuyos cuatro pilares principales convergen para sostener la cúpula interior de la cúpula. La artesanía y el detalle que fue usada en la capilla llena de asombro. El interior está bien iluminado por ventanas cuidadosamente colocadas que iluminan la cúpula, nave y el ábside semicircular.

castillo de loarre huesca

Las columnas románicas son hermosas, 82 en total para la capilla mayor. En ellas se describen flores, pájaros, animales, plantas con hermosos modelos y diseños. Una cripta semi circular se encuentra por debajo del ábside y se puede entrar por una escalera de debajo de la capilla. La cripta también contiene columnas románicas, un total de 18, con la misma técnica detallada anteriormente.

castillo de loarre huesca

Loarre tiene una ventana única llamada el puesto de observación de la Reina; desde allí los reyes y nobles tenian una vista espectacular de su paisaje circundante.
El Rey Sancho Ramírez continuó utilizando el castillo hasta alrededor de 1094, después de lo cual Loarre perdió su importancia como residencia real, y se convirtió en un asiento para gobernadores reales.

Desde los años 1294 hasta 1413 el castillo estuvo relativamente tranquilo. Sobrevivió a un intento de asedio en 1413-14 para convertirse en una baronía. Una vez más el castillo cayó en un período de paz.

castillo de loarre huesca

Alrededor de 1844 llego un renovado interés en el castillo y en 1906 paso a ser un monumento nacional. Está abierto al público todo el año y se puede visitar. El Castillo de Loarre fue escenario de la película El reino de los cielos de Ridley Scott. Y de manera más reciente se puede ver en la serie de TV: El Ministerio del Tiempo, donde se refieren a este emblemático lugar como “la cárcel de Huesca.”

Añadir comentario