La flor de Nochebuena, historia de un símbolo de la Navidad

La flor de Navidad, Nochebuena o Poinsettia fue descubierta en Taxco y los valles de los alrededores de Cuernavaca. Conocida por los aztecas en su idioma náhuatl nativo como cuetlaxochitl, se cree que trajeron la planta del clima tropical de Cuernavaca a sus montañas aztecas para el cultivo en viveros especiales.

flor de pascua

Muy apreciada en la época prehispánica por las propiedades curativas de la leche que goteaba de las hojas, también se utilizó el pigmento de las hojas rojas para teñir fibras de algodón.

Después de la conquista, los sacerdotes franciscanos españoles desplazados a la zona de Taxco utilizaron las plantas para decorar sus belenes cristianos, este seria el primer enlace con la temporada de Navidad.

La planta ganó más atención cuando Hernando Ruiz de Alarcón, un residente de Taxco y el hermano de un famoso escritor español, Juan Ruiz de Alarcón, escribió poéticamente sobre la flor y después capturó la atención del botánico español Don Juan Balme.

Su mayor promotor, sin embargo, era Joel Roberts Poinsett  (1870/51), quien se desempeñó como embajador de los EE.UU. en México.

Él apreciaba México y se enamoró de la planta cuando la vio por primera vez en 1823 adornando las iglesias de Taxco. Envió plantas para decorar su mansión en Charlestonville, Carolina del Sur, cuando regreso a casa varios años después, se sorprendió al encontrar toda la ciudad con la flor de Navidad o flor de pascua.

Poinsett trabajo en la propagación de la planta y dedicó los últimos años de su vida a hacer de esta flor el símbolo mexicano de la Navidad en todo el mundo.

Hoy en día, se venden millones de dólares de flores de pascua cada año en todo el mundo para anunciar la temporada de Navidad.

Añadir comentario