La leyenda de los Parachicos en Chiapa de Corzo, Chiapas

Los Parachicos son una de las tradiciones más destacadas y ricas culturalmente de Chiapas. Estos son danzantes de la llamada ‘Fiesta Grande’ que tiene lugar en Chiapa de Corzo, Chiapas, del 15 al 23 de enero. Esta gran fiesta se compone de gastronomía, danzas, ceremonias, artesanías, ferias y muchas otras diversiones a las que toda la gente puede asistir. Un detalle a tomar en cuenta es que esta fiesta forma parte de las festividades que se llevan en honor a San Sebastián, San Antonio Abad y al señor de Esquipulas, siendo el primero el más importante.

Los origenes de esta festividad son prehispánicos, aunque la tradición en si data del siglo XVII, desde la llegada de San Sebastián a la que entonces se llamaba Villareal de Chiapa o Chiapa de los indios.

parachicos en chiapa de corzo chiapas

Foto de jrsnchzhrs / Tampico, Tamaulipas, México

Una de las leyendas cuenta que cuando los chiapanecos tuvieron su última batalla para defender sus tierras en contra de los pueblos vecinos y de los españoles que iban bajo el mando de Diego de Mazariegos, decidieron tirarse hacia el Cañon del Sumidero antes de caer victimas del enemigo. Al ver esto, el capitán de español decidió terminar el ataque y fundar un nuevo pueblo llamado Villareal de los Indios o la Chiapa de los indios a las orillas del río. De esta manera creo un símbolo por la gran lucha que realizarón por conservar su libertad.

Otra de las leyendas que nos relata los inicios de la gran tradición de los parachicos, cuenta que durante una gran sequía los habitante de Chiapa tuvieron una visita inesperada; una mujer llego al pueblo buscando ayuda para su hijo que no podía mover sus piernas. Ella visito a los médicos más reconocidos de la zona, pero ninguno supo que hacer, así que fue hasta Chiapa en busca de un remedio o medicinas “para el chico”. Hasta que apareció Namandiyuguá, quien le dio algunas pócimas hechas con hierbas y le dijo que lo llevara a Cumbujujú para terminar el tratamiento.

El chico se curó y la madre, llamada Maria de Angulo, decidió llevar a Chiapa una enorme cantidad de ganado y cereales para alimentar a todo el pueblo, pidiendo de que descuartizara una vaca en la plaza.

Añadir comentario