La misa de los XV de Rubí fue un gran desastre. Mira por qué el sacerdote ya no aguantaba más…

Al fin, la fiesta de los XV años de Rubí ha terminado y ha dejado una gran cantidad de tragedias y noticias detrás de ella. Este fenómeno viral se convirtió en una fiesta a la que asistieron alrededor de 10,000 personas, haciendo que las cosas se salieran de control.

La quinceañera apareció con su vestido rosa delante de todos los invitados del pueblo, la familia, los curiosos, las cámaras y los medios de comunicación.

Hace poco tiempo el templo en el que iban a celebrar su misa les canceló, por lo que la familia tuvo que conseguir otra iglesia, en la cual, se reunieron cientos de personas a las afueras de la iglesia para acompañar a la familia Ibarra García en su día.

Lamentablemente, la gran cantidad de personas que había en los alrededores se hicieron cargo de arruinar el momento, causando una gran frustración e incomodidad en la familia.

En el siguiente vídeo, podrás ver el rostro de Rubí llenó de frustración y desesperación porque las cosas no están saliendo como ella imaginaba. Ella pensaba que sería el mejor día de su vida, pero como ha confirmado a varios medios, en realidad, fue el peor día de su vida.

Añadir comentario