La tierna foto de una anciana tranquilizando a un extraño ha conmovido las redes

Es difícil dar el beneficio de la duda a la gente extraña que se encuentra en el transporte público.

Entre los sándwiches malolientes que insisten en comer con una total indiferencia junto a algunas de las personas más extrañas que encuentras en el tren, nunca sabes como reaccionar. Pero parece que esta enternecedora abuelita no tuvo dudas sobre que hacer ante este pasajero.

Cuando un hombre de casi 2 metros de altura entró en el vagón de metro en Vancouver gritando, maldiciendo y asustando a todos a su alrededor, solamente esta mujer de 70 años de edad se acerco a él para aliviar la situación.

En una exhibición milagrosa de humanidad, la mujer tomó la mano del hombre y la sostuvo, de acuerdo con un mensaje de Facebook escrita por un observador.

“Mientras todo el mundo estaba asustado, esta mujer de setenta años de edad, alargó su mano, agarrando fuertemente la mano del hombre hasta que se calmó, se sentó en silencio, con eventuales lágrimas en los ojos”, escribió el testigo Ehab Taha.

La tierna foto de una anciana tranquilizando a un extraño ha conmovido las redes

A veces este tipo de situaciones sólo necesitan el toque de una madre, y la mujer le dio al hombre lo que necesitaba.

“Hablé con la mujer después de este incidente y ella simplemente dijo,” Soy una madre y él necesitaba a alguien a quien tocar”, escribió Taha.

También añadió que “No temas ni juzgues a un extraño en el transporte: la vida no ofrece igualdad de bienestar a todos sus habitantes.”

¿Que opinas de esta tierna historia? ¡Dar compasión hizo la diferencia!, ¿no te parece?

Añadir comentario