Nadie que entra a este lago en el Golfo de México es capaz de “regresar vivo”

Existe en el Golfo de México un lago conocido como “el jacuzzi de la desesperanza”, debido a que ningún ser vivo que ingresa en él, ya sea pez, anfípodo o crustáceo, sale con vida. Este estanque, ubicado en Nueva Orleans, Estados Unidos, fue descubierto apenas en el 2014 y se caracteriza por su alta concentración salina y la cantidad de metano existente en sus aguas.

Nadie que entra a este lago  en el Golfo de México es capaz de “regresar vivo”

Literalmente, no hay oxígeno en su interior, por lo que es prácticamente inconcebible hallar vida marina en él. Business Insider, una de las más prestigiosas revistas que ha seguido muy de cerca su estudio, ya lo catalogó como “el lago del que nadie regresa vivo”.

Erik Cordes, profesor de Biología de la Universidad del Teple, en Filadelfia, es otro de los investigadores más prominentes que han analizado de cerca este lugar.

De acuerdo con sus reportes, publicados por la revista Oceanography, el líquido de este depósito tiene cuatro o cinco veces la sal que se puede encontrar en el mar. Así mismo, las imágenes que se han dado a conocer del lago son impresionantes.

Nadie que entra a este lago  en el Golfo de México es capaz de “regresar vivo”

A pesar de sus condiciones, lo cierto es que ha sido posible encontrar algunos organismos especialmente adaptados a los niveles de sal, como gambas, bacterias y algunos gusanos de tubo. Lo más impresionante acerca de estos, es que de acuerdo con los científicos, podrían ser muy parecidos a las formas de vida que se han analizado en otros planetas de nuestro sistema solar.

Nunca antes se había tenido la noticia de la existencia de un lugar como este. A raíz de su conocimiento, cada vez son más los investigadores que han manifestado su curiosidad por estudiar sus aguas y muy especialmente, a los poquísimos organismos que habitan aquí.

Estos últimos podrían ser clave para comprender mejor a posibilidad de vida en exoplanetas.

Añadir comentario