Las mariposas monarca en México

Cada otoño, uno de los más espectaculares fenómenos naturales se puede observar en las montañas boscosas al oeste de la Ciudad de México: las mariposas monarca.

A continuación encontraras toda la información de estos maravillosos insectos y cómo se puede verlas en sus santuarios. Si estas en México entre noviembre y marzo, esta es una de las experiencias al aire libre más gratificantes que encontraras.

La mariposa monarca

La mariposa monarca, en latín conocida como Danaus plexippus, es originaria de las zonas tropicales de América del Norte. Un mariposa adulta llega a un tamaño de 11 centímetros y un peso de un gramo o menos.

Alimentación

Las plantas de algodoncillo le proporcionan una fuente de alimento esencial para sus orugas. El algodoncillo contiene una sustancia química que es tóxica para muchas especies, pero que ellas son capaces de asimilar y almacenar en las células de su piel externa. Esto a su vez proporciona a la mariposa un escudo de defensa contra los depredadores potenciales y por lo tanto ayuda a los insectos en su migración.

Reproducción

Las mariposas monarcas adultas viven sólo unas 3-4 semanas. Sin embargo, uno de los misterios de estos insectos es su capacidad para reproducirse lo que ha sido denominado por los científicos como la generación Matusalén. Esta es una generación muy especial de mariposa, una vez al año nace cerca del final de los meses de verano. Estas mariposas pueden vivir hasta 9 meses y esta generación no se reproduce en el norte: en cambio, las mariposas almacenan néctar de las flores y lo utiliza como combustible que les permite migrar al sur durante el invierno.

mariposa monarca mexico

Migración en invierno de las mariposas monarca

Las mariposas monarca viajan en colonias de unos 20 millones de insectos entre 80 a 120 millas náuticas por día, dependiendo del viento y otras condiciones meteorológicas. Las mariposas se aprovechan de las corrientes de aire caliente ascendente, deslizándose con el empuje que le proporcionan, necesitando solamente batir sus alas cuando la corriente de aire disminuye un poco o cuando cambian su trayectoria de vuelo. Esta técnica utiliza su energía de manera eficiente y físicamente les permite emprender el largo viaje.

Las mariposas sólo viajan durante el día y durante la noche descansan, por lo general en las ramas y troncos de árboles.

Alrededor de mediados de noviembre de cada año, las mariposas monarca se instalan en los bosques de oyamel que están situados en el perímetro oriental del estado mexicano de Michoacán, que limita con el estado de México. En el oeste están las montañas boscosas de la Ciudad de México.

Una vez aquí, las mariposas se agrupan en los troncos de los árboles y permanecen en la zona durante el invierno. A medida que el sol calienta el día, algunas de las mariposas revolotean en los bosques y vuelven a los troncos de los árboles cuando el aire se enfría.

Reproducción y viaje de regreso al norte

En febrero, cuando las temperaturas comienzan a subir, las mariposas comienzan sus rituales de apareamiento. Las hembras ponen más de 400 huevos y después recogen el néctar de las flores, la fuente de combustible que proporciona la energía a ellos para hacer el viaje de regreso al norte, en concreto a Estados Unidos llegando a Canadá.

A mediados de marzo, la misma generación de mariposas Matusalén que llegó aquí en noviembre comenzará a revolotear en un intento por captar las corrientes de aire ascendente del tiempo de primavera, que le impulsaran en su viaje de regreso a través de la frontera a los Estados Unidos y Canadá.

Los hijos de la generación de este año Matusalén volverá a México; y aunque ellos mismos nunca han volado al sur antes, de modo instintivo, sabrán dónde volar, ya que su sentido de dirección se transmite a ellos genéticamente de sus antepasados. Las últimas investigaciones también sugieren que las mariposas poseen un “reloj interno” que les permite navegar a través de la posición del sol en el cielo. Este ciclo de vida notable se manifiesta por un insecto que pesa menos de un gramo. Increíble.

migracion mariposa monarca mexico

Santuarios de mariposas monarca en México

Las mariposas comienzan a llegar a partir de mediados de noviembre de cada año. Enero y febrero son los meses más populares para las visitas, ya que durante este tiempo la población de la mariposa está en su apogeo.

Los santuarios están abiertas al público 6 a.m. a 6 p.m. los siete días de la semana. Los fines de semana son considerablemente más llenos que los días de semana, sobre todo en enero y febrero.

Puedes visitar uno de los santuarios de forma independiente o puedes ir como parte de un tour organizado. Las visitas guiadas parten de El Rosario o Sierra Chincua.

En peligro de eextinción

El gobierno mexicano ha puesto en marcha una serie de santuarios protegidos dentro de una reserva de la biosfera para garantizar que los hábitats están protegidos y preservados, al tiempo que permite a los visitantes presenciar estos insectos notables y disfrutar de algunos de los paisajes más impresionantes de México .

Donde viven

La Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca tiene una superficie de más de 560 kilómetros cuadrados y ha sido reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad desde 2008.

Hay cuatro santuarios abiertos al público, dos en el estado de Michoacán y otros dos en el estado de México. La biosfera está en el borde oriental del estado de Michoacán y se cruza al estado de México.

Los dos santuarios más visitados son:

  • El Rosario – Cerca del pueblo de Ocampo en el estado de Michoacán
  • Sierra de Chincua – Cerca del pueblo de Angangueo, en el estado de Michoacán

mariposa monarca donde vive

Cómo llegar a los santuarios de la mariposa monarca

Si vas a viajar de forma independiente, puedes tomar un autobús o alquilar un coche y conducir a la zona. También tienes la opción de los tours que se comercializan como excursiones de un día desde la ciudad colonial de Morelia o la Ciudad de México, la biosfera esta equidistante entre estas dos ciudades. Ademas del viaje hay que añadir una caminata empinada por lo que recomendamos pasar la noche en Angangueo, si quieres experimentar el habitat y las mariposas de la mejor manera posible. Consulta “alojamiento” en la información práctica más adelante, para más detalles.

Llegar a El Rosario

Si viajas en autobús desde la ciudad de México, ve a la terminal de autobuses del este (conocido como Observatorio) y compra los boletos en un autobús directo a Angangueo, la duración del viaje es de cuatro horas. Hay autobuses frecuentes desde Morelia a Zitácuaro, la tercera ciudad más grande del estado de Michoacán; el viaje dura unas tres horas. De Zitácuaro se puede abordar un autobús local al norte de la ciudad de Ocampo, o tomar un taxi. De Angangueo, puedes tomar un autobús local o un taxi hacia el sur, para llegar a El Rosario.

Cómo llegar a Sierra de Chincua

Esta reserva está situada a unas ocho kilómetros al norte de Angangueo pero la caminata es más alta y es una subida menos extenuante por la montaña. Para llegar toma un bus o toma un taxi para llegar a la entrada de la pista.

santuario mariposa monarca mexico

Información práctica

Ya sea que viajes de forma independiente o como parte de un viaje organizado, encontrarás esta información práctica valiosa para hacer una buena preparación de la visita.

Cuando ir

Dependiendo de las condiciones climáticas y meteorológicas, las mariposas pueden empezar a llegar a la biosfera ya en finales de octubre o tan tarde como la tercera semana de noviembre. Los mejores meses para visitar su hábitat son enero y febrero, que es cuando la población de mariposas alcanza su pico. Sin embargo, estos también son los meses que va más gente a verlo, así que mejor ir en un día entre semana y evitar los fines de semana. Por lo que la mejor fecha próxima para ir es en octubre de 2015.

Tiempo y temperatura

Las mariposas monarca les gusta y necesitan un clima cálido, por lo que emigran al sur desde Canadá. En los días más fríos las mariposas serán menos activas. Fíjate en los pronósticos del tiempo; si tus planes de viajes son flexibles, trata de elegir un par de días cuando el clima sea más cálido, para una mejor experiencia. A qué distancia de la montaña hay que subir también depende de la época del año. Durante los meses más fríos, (noviembre a enero) tendrás que ascender más alto para ver las mariposas.

Alojamiento

Excursiones de un día se pueden contratar para llegar a los santuarios de la mariposa de la Ciudad de México y Morelia. Si vas a viajar de forma independiente, te recomendamos que te tomes un tiempo para estar en la zona y pases la noche en la zona. Algunos operadores turísticos, incluirán una noche en Angangueo como parte del itinerario. Los hoteles en Angangueo que te recomendamos son Hotel Don Bruno, Plaza Don Gabino, Cabañas Margarita.

Forma física

El autobús, coche o taxi te puede llevar a un sendero, pero a partir de allí tienes subir caminando. Los senderos por la montaña son estrechos y empinados y tendrás que estar en buena forma física para hacer el viaje. Paseos a caballo están disponibles en Chincua.

Altitud

La caminata te puede llevar por encima de 3.000 metros sobre el nivel del mar: hay menos aire en esta altura y el mal de altura te puede afectar. Asegúrate de tomar agua; encontraras vendedores de agua embotellada en el comienzo del sendero si te olvidaste de traer. Sube lentamente, toma descansos regulares y sube a tu ritmo.

Vestimenta y calzado

El micro clima en la montaña significa que puede ser muy fría o muy caliente, dependiendo del día. Puedes sentir frío en el comienzo del sendero, pero luego calor después de estar subiendo por una hora. Usa ropa en capas , permitiendo que tu cuerpo se caliente o se enfrié según sea necesario. Además, calza un buen par de zapatos para caminar o botas; calzado que sujeta los tobillos es lo mejor. Sandalias y chanclas son completamente inadecuados.

Camina sólo por los senderos

Debes mantenerte dentro de los senderos de las áreas de reserva, esto minimiza el impacto de los caminantes y visitantes sobre las mariposas.

Paseos a caballo

Si no estas preparado para el desafío físico de subir a esta altura, es posible que desees considerar hacer el camino a caballo. El Rosario no tiene una ruta a caballo, pero Sierra Chincua si lo permite. Los caballos sólo pueden llegar hasta cierto punto donde la intensidad de las mariposas aumenta. En ese momento tendrás que desmontar y completar el viaje a pie, así que un poco de ejercicio físico estará involucrado.

Añadir comentario