Las misteriosas palmeras que caminan

Un reciente artículo publicado en el sitio web de la BBC menciona unas palmeras que presuntamente han desarrollado una habilidad bastante singular impropia de una planta, la capacidad de caminar. La palmera en cuestión se llama Socratea exorrhiza, también apodada la palmera caminante.

socratea exorrhiza palmera que camina

Esta idea extraña deriva del hecho de que los científicos son incapaces de explicar las extrañas raíces como zancos de este árbol. Se encuentra en los bosques tropicales de Centro y Sur América, la Socratea exorrhiza desarrolla raíces largas y resistentes que crecen hacia fuera de la base del árbol, a veces superando el metro de altura, y se arraigan al suelo de alrededor, dándole la apariencia de múltiples piernas. No pasó mucho tiempo antes de que la gente empezó a creer que estas raíces en realidad actúaban como patas que permiten a la palmera caminar literalmente en el bosque.

socratea exorrhiza palmera que camina

La increíble historia de la palmera es explicada por los guías de la selva a los turistas cada año, y aparece en muchos lugares referenciado, tanto en forma impresa y en la web. Se dice que el árbol “camina” de la sombra a la luz solar. Esto permite que el árbol se mueva lentamente hacia el lado en el que las nuevas raíces están creciendo. El proceso se dice que toma un par de años, mientras que algunos sugieren que el árbol se mueve de dos o tres centímetros por día, lo cual es bastante.

Es una historia tan fascinante que muchos tienden a creer, pero por desgracia, el árbol que camina es un mito.

socratea exorrhiza palmera que camina

La idea del árbol que camina fue sugerido por primera vez por John H. Bodley en 1980 que pensaba que tal capacidad permite a la palma alejarse de los obstáculos que podrían ser los principales riesgos para las palmas inmaduras.

El biólogo Gerardo Avalos, director del Centro de Estudios de Desarrollo Sostenible en Costa Rica, y -según LiveScience.com – uno de los principales expertos del mundo en la Socratea exorrhiza, publicó un estudio detallado de la palma y su raíz en el año 2005, donde observó que el árbol no puede caminar porque sus raíces no se mueven. Por lo que el tronco permanece clavado en el suelo.

socratea exorrhiza palmera que camina

Algunas personas quieren ver vídeos de la Socratea exorrhiza caminando. Pero por desgracia, no existen tales películas.

“Mi trabajo demuestra que la creencia de la palma que camina es sólo un mito”, dijo Avalos. “Pensar que una palmera en realidad podría realizar un seguimiento de los cambios de luz y moverse lentamente sobre el suelo del bosque. Es un mito que los guías turísticos lo encuentran divertido para contar a los visitantes a la selva”.

socratea exorrhiza palmera que camina

Los investigadores aún no están seguros qué papel juegan estas raíces en forma de zancos. Algunos sugieren que las raíces múltiples permiten que el árbol sea más estable en las zonas pantanosas, o cuando hay demasiado escombros en el suelo. Se ha sugerido que las raíces de zancos permiten a la palma crecer más alto para llegar a la luz sin tener que aumentar el diámetro del tallo, por lo tanto hace una menor inversión en biomasa de raíces subterráneas que otras palmas. Por supuesto, nunca se ha confirmado ninguna de estas teorías. Más importante aún, nadie ha visto a estas palmeras caminando.

Añadir comentario