Los 3 fantasmas de museos más escalofriantes de la Ciudad de México

Creas o no en lo sobrenatural, no se puede negar que hablar de fantasmas siempre ha causado fascinación hasta en los más escépticos, sobretodo cuando estos habitan en los lugares más antiguos y tenebrosos de las urbes. La Ciudad de México, como tantas otras, también cuenta con los suyos y de hecho hay tres lugares donde se cuenta, aparecen macabros espíritus que están muy ligados a las leyendas de cada construcción, que por supuesto son antiquísimas y enormes.

fantasmas de museos más escalofriantes de la Ciudad de México

¿Te atreves a conocerlos?

Antiguo Palacio de Medicina

Se trata de un sitio con un pasado muy oscuro, pues en la época de la Inquisición fue utilizado como Tribunal, y entre sus paredes se efectuaron torturas a muchos inocentes. Aquí, el ambiente es pesado debido a las numerosos asesinatos que acontecieron y no solo por parte de la Iglesia Católica. En este recinto fue donde se suicidó el poeta Manuel Acuña y también aconteció el fusilamiento del militar, Leonardo Márquez. Pero esto no es todo, fray Servando Teresa de Mier estuvo preso aquí por años.

Museo de Cera

Aunque es un sitio muy interesante y educativo, también encierra algunas leyendas oscuras. La más famosa, es la de una supuesta monja que ronda los alrededores y de la que se cuenta, se tiró a un pozo por no poder soportar su encierro. Ahora, la fallecida religiosa acostumbra meterse en las viviendas del barrio. Llama la atención también una figura en la sala decorada como plaza de toros, que los empleados aseguran haber visto tumbada varias veces, a pesar de que había sido atornillada al piso.

Museo Panteón de San Fernando

Llamado también Panteón de los Personajes Ilustres, pues aunque en un principio estuvo destinado a enterrar frailes, con el tiempo se fueron sepultando los restos de importantes personalidades, como la de Benito Juárez. En este lugar, los trabajadores comentan haber visto sombras que aparecen y desaparecen. Pero el fantasma más conocido es el de una mujer vestida de negro, a la que los testigos dicen haber visto permanecer en la misma posición y aunque no dice nada, de vez en cuando suelta unos estremecedores alaridos.

Como ves, la Ciudad de México también tiene un lado oculto y sobrenatural que no todos estarían dispuestos a presenciar, pero tal vez tú te sientas valiente y quieras acudir alguna vez a estos tres lugares que hemos mencionado. ¿Será que te puedes encontrar con uno de sus fantasmas?

Añadir comentario