Los beneficios y propiedades del jugo de papa

Las papas son tubérculos que se consumen desde hace miles de años, siendo uno de los alimentos naturales más antiguos de la historia, consumido por los distintos pueblos de América antes de que el continente fuera descubierto.

Al igual que muchos otros alimentos, las papas se cocinan y durante el proceso pierden una gran cantidad de propiedades y nutrientes esenciales, aunque no los suficiente para que deje de ser una opción nutritiva en nuestras comidas.

Todos saben que son una buena fuente de carbohidratos, pero lo que muchas personas no saben es que tienen una gran cantidad de nutrientes, además de una buena dosis de vitamina C.

Por esta razón, una de las mejores formas de gozar de todos los beneficios que la papa tiene para nosotros es haciendo un juego de papa cruda. Aunque no se te haga una opción muy sabrosa, aporta una gran cantidad de propiedades nutricionales curativas, las cuales explicaremos a continuación.

Los beneficios del jugo de papa cruda

Una buena bebida alcalina

Una de las principales características de esta bebida es que destaca por ser muy alcalina, siendo excelente para alcalinizar nuestro organismo y aportar varios beneficios digestivos. Al alcalinizar nuestro organismo lo prevenimos de distintas enfermedades, como sería el caso de afecciones cardiovasculares e incluso cáncer.

Gran ayuda para el sistema digestivo

Excelente para mejorar nuestra digestión y calmar cualquier tipo de malestar estomacal. También resulta muy útil para controlar la gastritis, una de las afecciones estomacales más comunes.

Bueno para limpiar la vesícula y el hígado

Si quieres depurar tu hígado, el jugo de papa cruda es una excelente opción para comenzar. En países como Japón es uno de los remedios naturales más eficaces y famosos para la hepatitis y otras afecciones.

¿Cómo preparar el jugo de papa?

Lo único que necesitas son dos papas medias y medio vaso de agua. Tienes que lavar bien las papas, pelarlas y cortar las en trozos. Después debes de licuarlas o batirlas hasta que se obtenga un jugo. Si la consistencia se te hace demasiado espesa puede agregar más agua hasta que sea de tu agrado.

Añadir comentario