Método japonés para combatir la pereza o regla del minuto

Siempre estamos poniéndonos metas a largo plazo. Un buen ejemplo sería año nuevo. En dónde desde el mes de diciembre las personas comienzan a decir: “Empezare el año haciendo ejercicio”, “Ahora que empiece el otro año tomare un curso”, etc…. O incluso podemos decir eso un día cualquiera de la semana: “Desde el lunes saldré a correr por las noches”. Siempre hay un buen pretexto para dejar las cosas para mañana.

Método japonés para combatir la pereza o regla del minuto

Personalmente creo que pensar así es un error, ya que en estos casos entra a la perfección el dicho “¿Para que dejar para mañana las cosas que puedes hacer hoy?”, que en realidad es un buen ejemplo. Si hoy en la tarde puedes pararte, cambiarte y salir a correr, ¿para qué esperar hasta mañana? Bueno, esto ocurre porque nos da pereza. Simplemente de imaginarnos haciendo dicha tarea nos rendimos, pensando algo como “mañana estaré mentalizado y no tendré flojera”.

Eso ocurre porque no estamos acostumbrados a hacer dicha tarea, por lo que podríamos verlo como una carga, además de que en el caso del ejercicio nos “cansamos” antes de siquiera empezar, imaginándonos el cansancio.

Pues te presento el método japonés Kaizen, también llamado “la regla del minuto”. Este truco consiste en hacer una tarea todos los días a la misma hora durante 60 segundos. ¿Qué es un minuto de tu día? Nada, es una cantidad de tiempo extremadamente corta, evitando que las personas sientan pereza al motivarse por el hecho de que es solo un minuto.

No importa si es hacer flexiones, levantar pesas, saltar, trotar, etc… puedes hacer cualquiera de esas cosas durante un minuto. De esta forma nos iremos acostumbrado a hacer dicha cosas todos los días, por lo que un día vas a querer hacer 10 minutos, luego 20 minutos e iras avanzando progresivamente.

No creas que por que solo es un minuto no te servirá de nada. ¿Lo vas a probar? Compártelo con tus amigos no seas perezoso.

One Response

  1. walter castro 8 meses atras

Añadir comentario