No querrás bajar la palanca después de orinar luego de leer esto…

Todos tenemos la costumbre de descargar el inodoro cada vez que vamos a orinar, lo cual es lo más normal del mundo. Sin embargo, tienes que saber que no siempre es necesario hacerlo, o al menos no tan seguido. Luego de leer estos seis motivos, tendrás que darnos la razón…

Es costoso. Un W. C.  normal usa en promedio 11 litros de agua diarios por descarga al día. Bajar varias veces la palanca puede suponer un incremento significativo en tu factura del agua, aunque no lo creas.

La orina no causa enfermedades. Es un mito el creer que es peligrosa; si bien puede contener gérmenes, no es tan grave y no pasará nada si se queda en el inodoro algunas horas.

Estimulas la propagación de gérmenes. ¿Crees que bajar la palanca es una forma de evitarlo? Siempre hay gotas que se cuelan al exterior. Ahora imagínate si tiras de la palanca cinco o seis veces al día.

Puedes arruinar la ducha de alguien. En muchas casas, sigue siendo común que cuando bajas la palanca, la presión y temperatura del agua cambian, ¡y eso es horrible si otra persona está tratando de tomar un baño caliente!

Es malo para el medio ambiente. Lo cierto es, que el agua se está haciendo un recurso escaso, por lo que hay que poner de nuestra parte para ahorrar todo lo que sea posible.

Si vas de noche, evitas hacer ruido. Puede ser molesto que tu vejiga te pida ir al baño en mitad de la noche, más si no vives solo. Por eso, piensa que evitar tirar de la cadena puede ayudarte a no interrumpir el sueño de los demás.

Ya ves que hay razones de sobra para evitar tirar de la palanca. Lo ideal sería hacerlo al final del día.

Añadir comentario