Pingüino nada 8.000 kilómetros cada año para ver al hombre que le salvó su vida

En Brasil es ilegal tener animales salvajes como mascotas. Pero a pesar de lo que diga la ley, João Pereira de Souza tiene una mascota bastante inusual que encontró en las playas de Brasil y que ve cada año desde 2011.

pingino regresa 8000 kilometros visitar salvador

Esta es la historia de un pingüino de Magallanes en América del Sur que nada 8.000 kilómetros cada año para reunirse con el hombre que salvó su vida.

Este pescador a tiempo parcial de 71 años de edad, que vive en un pueblo a las afueras de Río de Janeiro, Brasil, encontró el pequeño pingüino, cubierto de petróleo y cerca de la muerte, tendido sobre las rocas en su playa local hace 5 años.

Joao le quito el petroleo de las plumas del pingüino y le dio de comer una dieta diaria de pescado para darle fuerza. Le puso como nombre Dindim.

“Adoro al pingüino como si fuera mi propio hijo y yo creo que el pingüino me ama”, dijo John a Globo TV. “Nadie más puede tocarlo. Él se deja estar en mi regazo, me deja darle un baño, darle de comer sardinas y darle la mano.”

pingino regresa 8000 kilometros visitar salvador

Después de una semana, trató de liberar el pingüino de vuelta al mar. Sin embargo, el no se quería ir. “Se quedó conmigo durante 11 meses y luego, justo después de que cambió su plumaje con plumas nuevas, desapareció, recuerda Joao.

Y, sólo unos meses más tarde, Dindim estaba de vuelta. Durante los últimos cinco años, Dindim ha pasado ocho meses al año con Joao y se cree que pasa el resto del tiempo del año en la costa de Argentina y Chile.

pingino regresa 8000 kilometros
“Me encanta el pingüino como si fuera mi propio hijo y yo creo que el pingüino me ama, Joao a Globo TV. ‘Nadie más puede tocarlo. Él les pica si lo hacen. Él se acuesta en mi regazo, me permite le dé duchas, me permite darle de comer sardinas y para recogerlo.

“Todo el mundo dice que no volvería pero ha vuelto a visitarme durante los últimos cuatro años. Llega en junio y se va de nuevo en febrero y cada año se vuelve más cariñoso y parece aún más feliz de verme.”

hombre salva pinguino

El biólogo profesor Krajewski, que entrevistó a los pescadores dijo que: “nunca he visto nada como esto antes. Creo que el pingüino piensa que Joao es parte de su familia y, probablemente, un pingüino también.” “Cuando lo ve mueve la cola como un perro y le toca con su hocico con deleite.”

Añadir comentario