Pinky, el delfín rosa

En 2007, un joven delfín mular realmente sorprendió  a los curiosos – porque su color era completamente rosa. Ahora, Pinky está de vuelta, sigue feliz, todavía sano y, por supuesto, sigue siendo “rosa” – más o menos.  Pertenece a la especie de delfín rosado del Amazonas (Inia geoffrensis) también se le conoce como boto o bufeo.

pinki delfin de color rosa
Pinky fue descubierto originalmente en el río Calcasieu, en el estado de Louisiana en Estados Unidos, nadando junto a su mamá. Su piel no es en realidad de color rosado. Su coloración tan increíble proviene de los vasos sanguíneos debajo de la capa de grasa que normalmente se oculta por pigmentos de la piel. De alguna manera, Pinky simplemente tuvo suerte.

delfin rosa

Este tipo de delfines son considerados albinos, basado en los ojos, que son de color rosado. La razón por la que se ve de color rosa se ​​debe a que la piel de los delfines es muy vascularizada (un montón de vasos sanguíneos y capilares en la piel), y cuando están activos o calientes, estos vasos sanguíneos se expanden. Así que el color rosa es sólo sangre en la superficie de la piel, al igual que cuando los seres humanos se sonrojan.

delfin mular rosa

Los delfines albinos a menudo tienen una esperanza de vida menor, ya que pueden ser una presa fácil. Pinky, sin embargo, parece estar haciéndolo muy bien. Según el biólogo marino Dagmar Fertl sólo hay 14 delfines albinos en el mundo, por lo que esta en peligro de extinción.

No hay un lugar exacto de donde vive, aunque en la cuenca del Amazonas se ha podido ver alguno con frecuencua. Pero ellos se mueven por los océanos así que es complicado centralizar un lugar salvo el anteriormente mencionado.

Han pasado ocho años desde que Pinky fue descubierto originalmente, y ella ha envejecido con gracia – e incluso podría estar embarazada. No hay manera de saber si los bebés de Pinky también serían de color rosa, pero sin duda podría pasar. ¿Todo un grupo de delfines rosados ​​no sería fantástico?

Añadir comentario