Por publicidad engañosa, este estudiante compró una tienda completa… ¡a sólo 10 pesos!

No todos los días te enteras de historias como esta. En Tijuana, un alumno de la Universidad Autónoma de Baja California vio una excelente oportunidad al pasar frente a la tienda “Solo un precio”, famosa por vender sus productos a costos muy baratos. El gerente del establecimiento había mandado hacer una enorme lona, en la que se podía leer el siguiente slogan: “Toda la tienda a 10 pesos”.

No se imaginaba el problema que le iba a ocasionar algo tan simple.

El estudiante, aprovechando la promoción, entró y pidió hablar con él. A continuación, le dijo su intención de adquirir la tienda completa y le dio una moneda de diez pesos.

Como era de esperarse, el encargado le aclaro que la promoción hacía referencia solo a las mercancías, pero el muchacho se mantuvo firme y lo acuso de publicidad engañosa. En un instante sacó su celular y llamó a la Profeco, para reportar al establecimiento en tanto el gerente le pedía retirarse.

Se llegó al punto de llamar a la policía para que se llevaran al joven, pero al no estar alterando el orden público, ni efectuando ningún delito, no pudieron hacerlo. Mientras tanto, un especialista de Profeco ya se había puesto en marcha hacia el lugar.

Aunque retiraron la lona, él ya había tomado varias fotos para tener pruebas en su alegato.

Después de analizar el cartel, se llegó a la conclusión de que efectivamente, el estudiante tenía razón pero no se le podía hacer entrega de la tienda. En lugar de eso, la Procuraduría  determinó que se le compensara con unos 30 mil productos, cuyo valor ascendía a 300,000 pesos.

Esta es una lección para pensar muy bien en lo que mandas imprimir en tu publicidad, antes de exhibirla. Nunca sabes cuando llegara alguien más astuto, dispuesto a sacar provecho.

Añadir comentario