Todos pensaban que la casa estaba abandonada, pero cuando la policía entro todos quedaron aterrados

Todos creyeron que esta pequeña en Florida, Estados Unidos, estaba abandonada, pero los agentes de policía que entraron a revisar jamás podrán olvidar lo que vieron ahí dentro.

Específicamente, fue el oficial Mark Holste quien acudió al llamó y reviso la casa que supuestamente estaba abandonada. El llamado se le hizo debido a que un hombre supuestamente había visto el rostro de una niña asomándose por una de las ventanas de la casa, pero lo más sospechoso era que en los dos años que habían alquilado la casa de al lado nunca habían visto a un niño entrar o salir de la casa.

Todos pensaban que la casa estaba abandonada, pero cuando la policía entro todos quedaron aterrados

En cuanto los policías llegaron a la casa, Mark tocó a la puerta para ver si había alguien adentro que él respondiera, pero no hubo respuesta alguna, tal y como pensaban, parecía que la casa estaba abandonada, pero puso atención y logro escuchar un débil ruido algo distante.

Al escuchar esto, Mark decidió tirar la puerta de la casa y al ver el interior se encontró con un panorama bastante repugnante, además de que el olor dentro de la casa era de lo más asqueroso. En realidad, el ambiente dentro de la casa era insoportable; había excremento de animales por todas partes, comida echada a perder y todo tipo de basura por cada rincón de la casa.

A los pocos segundos, notaron que se les estaba acercando una pequeña niña, la cual no tenía ropa, estaba cubierta de suciedad y se acercaba arrastrándose hacia ellos, mirándolos fijamente.

La niña tenía alrededor de 6 años y el oficial quedó totalmente sorprendido, en su cabeza pasaban miles de cosas y se preguntaba cómo era posible que una niña inocente terminará así.

Todos pensaban que la casa estaba abandonada, pero cuando la policía entro todos quedaron aterrados

Esta pequeña había estado abandonada por mucho tiempo, ya que ni siquiera había aprendido a hablar, lo único que hacía era emitir ruidos como si se tratara de un animal, incluso jamás aprendió a caminar, solo podía arrastrarse por el piso.

Luego de ser rescatada una amorosa pareja que quedó conmovida por su historia la adoptó y la nombraron Danielle. Ahora tiene 3 hermanos y 2 padres amorosos que la cuidan y le dan todo el amor que necesita.

Añadir comentario