Esta fue la venganza del Chapo con el soplón que delató a su hijo. Fue peor que la muerte

Según la información que ha sido revelada por varios medios de comunicación, en las avenidas principales de Badiraguato, Sinaloa, se encontraron los cuerpos decapitados de 10 personas. Las autoridades han señalado que junto a los cuerpos se han encontrado con un narcomensaje que decía:

Entiéndanlo de una vez, cuando se meten con mis hijos se meten conmigo. Estoy en la cárcel, pero no soy ningún pendejo. Este perro y su familia lo aprendieron a la mala. Y a las autoridades, también ya va siendo hora de que entiendan que mis chamacos no tuvieron nada que ver con el ataque a los soldados. Ellos son inocentes, son hombres de bien”.

Así, la venganza del Chapo con el soplón “anónimo” se llevó a cabo en las calles, vengándose indirectamente de él, ya que los cuerpos que fueron encontrados en la calle son los miembros de la familia del señor Ramón Sánchez Arredondo, el informante supuestamente “anónimo” de la policía de Badiraguato.

Las autoridades siguen trabajando en la investigación y en la captura de los culpables, aunque varios afirman que se trata de un “ajuste de cuentas”, el cual fue ordenado nada más y nada menos que por el jefe del cártel de Sinaloa: Joaquín “El Chapo” Guzmán, tal y como lo indicaba el narcomensaje que fue encontrado junto a los cuerpos decapitados de los familiares.

Vengarse con los familiares es mucho peor que vengarse con la persona responsable, ya que de esta forma tiene que sufrir la miseria de ver a todos sus seres queridos muertos por su culpa. Este es un método de venganza que usan mucho los narcotraficantes para su “ajuste de cuentas” con las personas que los han traicionado o metido con ellos.

Añadir comentario