Wi-fi, el asesino silencioso que todos tenemos en casa

Hoy en día todos tenemos Wi-fi en nuestras casas y hacemos prácticamente todo con él, ya que la mayoría de los electrónicos que tenemos en nuestra casa necesitan conexión a internet, como es el caso de las Smart TVs, nuestros smartphones, computadoras, impresoras e incluso refrigeradores. Por esta sencilla razón, el hecho de poder estar conectados a internet sin la necesidad de un cable es algo realmente cómodo y maravilloso, pero aunque muchas personas no lo sepan, esta “ventaja” es una gran desventaja para nuestra salud.

Wi-fi, el asesino silencioso que todos tenemos en casa

Debido a la necesidad de estar conectado a internet todo el día, las personas mantienen sus dispositivos conectados vía Wi-Fi todo el día, recibiendo datos en sus smartphones y tablets, incluso dejando el Wi-Fi prendido todo el día aunque no lo estén ocupando. Esto es muy normal, y lo cierto es que millones de personas dejan prendido el Wi-Fi todo el día, pero esto se debe a la gran desinformación que hay con respecto a los daños que representa para nuestra salud.

Lo cierto es que el Wi-Fi es uno de los mejores avances tecnológicos de los últimos años, permitiéndonos estar conectados en lugares públicos, los colegios, en las empresas o incluso en edificios del gobierno, pero lo cierto es que en ningún comercial o anuncio se habla sobre el riesgo que el WI-Fi representa dentro de nuestros hogares, poniendo en peligro la salud de toda la familia.

Los problemas comienzan con los routers, dispositivos que emiten la señal wi-fi dentro de las casas mientras que producen ondas electromagnéticas que afectan nuestra salud, algo que es ignorado por millones de personas.

Aunque la onda electromagnética no es muy fuerte, el problema está en que estamos expuestos a dichas ondas casi todo el dia y la noche. Un estudio hecho por la “La Agencia de Protección Sanitaria de Gran Bretaña” señalo que los Routers wi-fi comprobó que el daño es tal que no solo afecta a las personas, sino que incluso impide el crecimiento de las plantas.

Algunos de los síntomas por estar demasiado tiempo expuesto al Wi-Fi son:

  • Falta de concentración.
  • Palpitaciones.
  • Dolor en los oídos.
  • Dolores de cabeza.
  • Problemas para dormir.
  • Cansancio crónico.

Algunas recomendaciones que puedes seguir para reducir los daños del wi-fi son:

  • Apagar el wi-fi antes de ir a dormir.
  • Apagar cuando no se estas usando ningún dispositivo inalámbrico.
  • Si usas teléfonos inalámbricos en tu casa cámbialos por teléfonos de cable.
  • No tengas el Router del internet cerca de las habitaciones o de las cocina.

Añadir comentario