¿Es posible que antes de nacer, el alma del bebé elija a sus padres?

Tal vez esto te puede sonar un poco raro, incluso podemos imaginar que es una teoría sin sentido, pero lo cierto es que esto debería hacernos reflexionar acerca de que todos los bebés que llegan a este mundo se merecen tener a los mejores padres y vivir en una familia llena de amor.

En muchas ocasiones se ha hablado acerca de que los bebés eligen a sus padres antes de nacer, el alma de este elige a su madre como un medio para venir al mundo, también que esta entra en el bebé cuando todavía se encuentra en el vientre de su madre.

No podemos decir si esto es verdad o es mentira ya que no hay pruebas que lo demuestren, ni siquiera la ciencia puede darnos algún indicio sobre estas teorías ya que solo estudia lo que se puede demostrar.

El alma es algo que nos diferencia de las demás personas y si no contáramos con una lo más probable es que actuáramos todos por igual sin diferencia alguna, aunque existen hermanos que parecen no tener nada en común aun cuando viven bajo el mismo techo y con los mismos padres, si no se debe al alma, entonces ¿a qué le atribuimos esto?

De acuerdo con algunas personas, el alma de un bebé escoge a sus padres y familia con 3 meses de anticipación, esto nos demuestra lo erróneo de la frase que algunos hijos les dicen a sus padres cuando están molestos: “Yo no te pedí que me trajeras al mundo, yo no elegí que fueras mi madre/padre”.

Entonces se podría decir que el alma de un bebé podría pasar hasta años junto a los padres incluso antes de ser concebido, pero ¿Cómo pudiera pasar esto? ¿Cómo es que el alma puede conectarse con el cuerpo? Existen muchas dudas sobre esto que aún no se pueden resolver aunque la escritora Elizabeth Clare Propeth, habla de ello en sus libros.

Una madre puede describir cuando es que un alma está cerca, “es la sensación de algo muy diferente y hermoso, como si estuvieras en una habitación y sientes que alguien más acaba de entrar, te das vuelta y vez a esa persona, es una sensación física presionando como si fuera parte de ti”.

Desde el momento de la fecundación, el alma del que será el futuro bebé ya tiene una participación muy importante en la formación del cuerpo que durante los próximos meses habitará hasta llevar a cabo su misión en esta vida.

Cuando el niño se encuentra en el vientre, su conciencia y su alma son parte del cuerpo y espera con muchas ansias llegar a este mundo. El alma del bebé puede ir y venir cuando el cuerpo todavía se encuentra en el vientre, pero jamás se alejará completamente ya que tiene una gran conexión con el cuerpo que se encuentra en desarrollo, se podría decir que la fusión de alma con el cuerpo es un proceso muy complicado.

Es complicado entender la continuidad del alma. Cuando esta se encuentra en el vientre es madura de pensamientos y sentimientos muy complejos, pero en un cuerpo que no se ha desarrollado todavía. Es igual que una persona que entra en una casa nueva y dura meses en adaptarse, pero en este caso el bebé duraría un largo periodo hasta su nacimiento.

El alma del pequeño empieza a crearse una estructura propia con un potencial único con un ADN único.

“La presencia del alma en un cuerpo es algo asombroso para la vista humana, la integración del alma con el cuerpo y el alma con el Ser Superior se produce desde el momento de la concepción y continúa durante la edad adulta”.

Parto espiritual: ¿Qué sucede con el alma en el parto?

Desde el momento del nacimiento, el alma viaja por la vía del parto espiritual, que es como si fuera un gran embudo, se puede imaginar a este canal como un espiral descendente de Dios que termina hasta donde se prepara la llegada del cuerpo físico del bebé.

Existen muchas historias sobre personas que recuerdan el día de su nacimiento, tal como Mark Prophet, quien relató que su nacimiento fue en nochebuena de 1918, en un pequeño pueblo donde su madre estaba en labor de parto, y miró a su padre cruzar un puente para ir a casa y estar con ella, también recordó que viajaba en vórtices de luz y que entraba a un cuerpo físico.

El alma se integra cien por ciento al cuerpo físico desde el nacimiento, pero desde el momento en que nacen automáticamente se elimina todo de la memoria del alma en un instante, olvidando todos sus recuerdos celestiales y vidas pasadas.

El alma también tiene gran potencial de individualidad e impulso de todo el cuerpo causal, de los logros y de los malos usos de su energía y la fuerza de ese poder obliga al alma a olvidar todo lo que sabía, creando una nueva oportunidad.

Cuando un bebé nace y se coloca encima de su madre para ser alimentado sin que se le haya cortado el cordón, el niño hará el ajuste de haber sido alimentado y haber vivido fuera de la llama trina de la madre durante el período de nueve meses.

Cuando respira por primera vez el aire de la vida, siente que su corazón está latiendo sin la ayuda de su madre, desde ese momento nace una nueva luz para el alma de este pequeño y un nuevo ciclo comienza.

Si crees en este pensar, comparte con tus seres queridos esta información. Si en verdad es el alma del bebé quien elige a los padres, dichosos y afortunados los que lo son ¿no crees?

Añadir comentario