Angelina Jolie come escorpiones y tarántulas fritas con sus hijos en Camboya

Parte de la identidad de cada lugar al que viajamos, son los platillos gastronómicos que prepara la gente local. Algunos apetitosos y muy famosos, y otros, demasiado exóticos como para despertar el hambre de todo el mundo. Pero dicen que no puedes saber si algo realmente te gusta o no, hasta que lo hayas probado. Y Angelina Jolie por suerte, parece no tener prejuicios a la hora de hacerlo.

A pesar del momento difícil que ha pasado luego de su divorcio con Brad Pitt, a la celebridad se la vio muy activa en su último viaje a Camboya, que disfrutó en compañía de sus seis hijos.

Juntos, probaron una comida típica camboyana, que es tan nutritiva como espeluznante. Se trata de las tarántulas y escorpiones.

Angelina cocinó y comió ambos insectos con sus hijos, para mostrarles lo sabrosos que podían llegar a ser; y sin duda una interesante alternativa a la carne de otros animales, como el res o el pollo. Aunque la escena les ha dado repelús a muchas personas, no son menos las que aplauden el entusiasmo de Ange por involucrarse con la cultura de Camboya.

Aquí se acostumbra cocinar dichos arácnidos desde la década de los 60 y los 70, cuando la guerra civil que sufrió el país era tan cruda, que los alimentos escaseaban y la gente debía encontrar sustento en la naturaleza. Desde entonces, el peculiar platillo ha cobrado mucha popularidad a nivel internacional.

Angelina aprovechó su estancia en Camboya para presentar su más reciente película como directora, “Primero mataron a mi padre”, que toma acción en dicho lugar y cuenta la vida de Loung Ung, defensora de los derechos humanos que afronta la imposición del régimen agrario a los camboyanos en plenos años 70. El filme está basado en un libro del mismo nombre.

Añadir comentario