Así se hace enojar a una madre mexicana

Las madres mexicanas son legendarias no solo por sus amorosos cuidados, sino también por su temible ira. Claro que a los hijos nos encanta provocarlas haciendo uso de nuestras mejores artimañas. Estas son las mejores maneras de lograrlo:

Osa defenderte de ella. Pero no digas que no te lo advirtió, si metías las manos o te ponías a reclamar, ya sabías la que te esperaba.

Nunca recuerdes anotar tus tareas. Si quieres ir más lejos, acuérdate de esa maqueta del sistema solar que tienes que entregar al día siguiente, justo a las diez de la noche.

Haz desorden en las casas ajenas. Cáete, rompe algo, si puedes también “ten un accidente”.

También sirve caerte cuando te trae agarrado de la mano. Las mamás en México no soportan reconocer que las puede vencer la gravedad.

Tírate al suelo y haz un berrinche para hacerla ver como mala madre. Cuantas más personas estén mirando mejor, la escuela o el supermercado son excelentes sitios para esto.

TE PUEDE INTERESAR:

Deja tu suéter en la escuela. Es mejor cuando se te pierde a pesar de llevar tu nombre bordado en él.

Muestra preferencia por tu abuelita. Pero no por su mamá, sino por su suegra. Al fin y al cabo, su especialidad es alcahuetear a los nietecitos.

Mánchate la ropa. Pero recuerda que debes hacerlo con algo muy difícil de limpiar, cuanto más sucio mejor.

No te acabes el lunch que te hizo con tanto cariño. Deja la mitad del sándwich o la torta, o si eres bueno negociando, véndelos. Puntos extra si pierdes la lonchera o tu bolsita de plástico.

Compara su comida con la de otras mamás. Nada como decirle que a la mamá de Pepe le queda mejor la sopa de coditos, para encender su ira.

Añadir comentario