No imaginarás lo que esta pareja australiana encontró en este antiguo castillo francés

Karina y Craig Waters, eran una pareja de australianos que estaban buscando el inmueble perfecto para un proyecto de restauración en Francia.

chateau de gudanes francia

Por poco se dan por vencidos hasta que su hijo, se topó con una interesante oferta en Internet, sobre una mansión ubicada en la bella área de Midi-Pyrénées, completamente abandonada.

chateau de gudanes francia

Se trata del Château de Gudanes, una impresionante construcción de estilo neoclásico que se remontaba a la época de los 1700. Después de un viaje de más de 500 kilómetros, tanto Karina como Craig quedaron enamorados del viejo palacete.

chateau de gudanes francia

Tan pronto como hubieron cerrado el trato para adquirir la propiedad, se pusieron en marcha con los permisos para la restauración de las 94 habitaciones que la conforman.

chateau de gudanes francia

En el pasado, la mansión perteneció a Louis Gaspard de Sales, Márques de Gudanes al que se cuenta, frecuentaba Voltaire por sus extravagantes fiestas. Posteriormente, la Revolución Francesa dejó este magnífico lugar casi en ruinas, aunque muchos de sus detalles arquitectónicos se lograron salvar de esta época truculenta.

chateau de gudanes francia

Los planes de Karina y Craig, además de preservar el encanto natural de la finca, es añadirle todas las comodidades modernas de las que se disfrutan en hoteles de lujo. Instalarán una cafetería y una tienda de regalos, además de alquilar habitaciones e instaurar visitas guiadas por el interior. También van a adaptar las instalaciones del sitio para bodas y eventos formales, cursos y conferencias, talleres culturales y festivales de música.

chateau de gudanes francia

Es un gran trabajo el que tienen por delante, pero Karina se ha encargado de documentarlo en la página web oficial de Château de Gudanes, donde se pueden apreciar varias fotografías del impresionante avance de restauración que se ha hecho hasta ahora.

chateau de gudanes francia

“Queremos que el castillo no sea una simple pieza de museo pretenciosa, sino un lugar de visita y regresión para conectar con la tierra y la gente”, comentó ella.

Añadir comentario