Jovencita damnificada de Oaxaca le regaló una cadena de oro a Angélica Rivera y ella la aceptó. La cadena era lo más valioso de su familia

La joven oaxaqueña Francisca Flores se encontraba muy emocionada con la visita oficial del presidente Enrique Peña Nieto y de la Primer Dama, Angélica Rivera, a las zonas de su comunidad que fueron afectadas por el terremoto.

Flores tenía una cadena de oro que ve más de $600 dólares, la cual, le costó mucho trabajo a su madre y se la regaló el día de su boda. La emoción de esta jovencita por ver a la pareja presidencial y la ayuda que llevarían a su pueblo, le regaló la cadena a la primera dama.

A pesar de ver las condiciones de pobreza en la que vive esa familia, y el pueblo en general, la Primera Dama acepto la cadena de oro de Francisca y le regaló una pequeña carriola para su bebé.

Las cámaras pudieron grabar como ésta joven de 19 años caminó junto a la pareja presidencial y hablaba con ellos sobre los daños del pueblo y sobre lo que necesitan para tener una mejor calidad de vida.

Francisca aclaró que ella le dio la cadena de oro de corazón, como una forma de pagarle toda la ayuda que llevaran a la escuela, ya que ella cree que la ayuda valdrá la pena y mucho más que el valor de la cadena.

Sin embargo, la madre de Francisca está muy triste por el hecho de que su hija haya regalado la cadena que tanto trabajo le costó y que era la posesión más preciada de su hija: “es todo lo que tiene”.

Según las palabras de la hermana de Francisca, la Primera Dama quedó en darle una casa, ya que ella vive con su madre, sus hermanos y hermanas y sus hijos en la casa de su madre. Su hermana aclara que ella no tiene un terreno en el que la familia presidencial le puedan construir una casa, pero Francisca cree que le comprarán el terreno y le construirán su casa, cumpliendo con su palabra.

Añadir comentario