Descubre porque jamás debes de sentarte con las piernas cruzadas

Todo el tiempo vemos a gente sentada con las piernas cruzadas y nosotros las cruzamos de forma natural y sin pensarlo, ya que en realidad es una postura muy cómoda, especialmente para las mujeres.

Esta postura tiene una connotación estética, elegante y sensual, por lo que en muchas ocasiones vemos a las modelos posando con las piernas cruzadas.

salud cruzar piernas

Pero es importante que sepas las implicaciones que esta postura tiene para nuestro cuerpo, así que a continuación te daremos muy buenas razones para que jamás vuelvas a sentarte con las piernas cruzadas.

  1. Al mantener la misma postura durante mucho tiempo se causa la patología del nervio peroneo. Aunque puede ocurrir con cualquier postura, se ha revelado que es más probable que ocurra con las piernas cruzadas.
  2. Si te sientas mucho tiempo con las piernas cruzadas se aumenta la presión sanguínea en el cuerpo. No importa si no tienes problemas de presión, evitar esta posición puede mejorar tu salud y así evitar afecciones circulatorias.
  3. Hacer de esta posición un hábito puede ocasionar que a largo plazo te aparezcan las llamadas “venitas de araña”. Aunque es un hecho que la aparición de estás depende en gran parte de la genética, el hecho de sentarse así puede ayudar a acelerar el proceso de irritación en las venas.

Al sentarse con las piernas cruzadas puedes ocasionar que la articulación de la cadera se salga del eje ocasionando que el muslo se despliegue levemente. Esto ocasiona que a largo plazo la cabeza del fémur y la cavidad del hueso ilíaco no encajen como antes.

Cuando pones una rodilla sobre la otra se envía sangre de las piernas hacia el tórax, lo ocasiona que el corazón tenga que bombear más sangre y así aumente la presión.

Un simple cambio de postura puede hacer mucho por ti.

imagenes de paisajes con bancos

Interpretar el lenguaje corporal de las piernas en los hombres

Bien es sabido que nuestro lenguaje corporal puede revelar muchísimo de nosotros, a tal grado que las palabras no importan cuando adoptamos determinada postura o hacemos algún gesto con las manos. En los hombres, sus piernas son la parte más expresiva en casos como estos y su posición puede adquirir diversos significados, dependiendo de como las coloquen.

Piernas ocupando un espacio mínimo

Esa postura discreta tiene que ver con el acto instintivo de esconder los genitales, pues el chico en cuestión está intimidado o incómodo con el ambiente o las personas a su alrededor. Esto cobra más sentido cuando se acompaña de gestos nerviosos, como jugar con sus manos o apretar sus muslos con las palmas frecuentemente. Otro factor menor, puede ser el hecho de que esté soportando las ganas de ir al baño.

Piernas extendidas a sus anchas

Al contrario que en el caso anterior, sentarse con las piernas abiertas y ocupando el máximo espacio posible, revela a un sujeto muy seguro de sí mismo y que sabe lo que quiere. Suele ser más habitual ver a un hombre en esta posición que con las piernas cruzadas. Como pez en el agua, no dudará en dirigir la conversación y mostrarse de buen humor, aunque sin dejar de ser la personalidad dominante. Si las cosas escalan para más, puede mostrarse sumamente prepotente y arrogante con los demás.

Piernas cruzadas

Si bien puede ser un gesto muy común, generalmente denota inseguridad por parte del hombre que lo hace, pues no se siente a sus anchas en el lugar donde se encuentra sentado. No obstante, esto no puede ser del todo fiable si se trata de un individuo que cruza las piernas a menudo; pues esto ha podido convertirse en un hábito. Otro significado de este gesto depende de la dirección hacia la que cruce las piernas; si apuntan a alguien en especial, probablemente guste de esa persona.

imagenes de paisajes con bancos

¿Quieres saber que dices de ti cuando cruzas las piernas?

Cruzar las piernas es uno de los gestos corporales más comunes, tanto en hombres como mujeres. La mayoría de las veces lo hacemos sin darnos cuenta pero al mismo tiempo, es importante señalar que hay distintas maneras de hacerlo y cada una denota algo diferente.

¿Cuál de ellas es la que tú acostumbras realizar?

En las mujeres

  • Piernas cruzadas y perpendiculares con respecto al suelo: Chica segura y confiada.
  • Piernas cruzadas con los pies y las rodillas entrelazados: Personalidad fría. También puede estar aguantando las ganas de orinar.
  • Piernas cruzadas y un poco inclinadas a la izquierda: Probablemente sea zurda, pero también coqueta y elegante.
  • Piernas cruzadas y un poco inclinadas a la derecha: Sofisticación y sensualidad a flor de piel.
  • Piernas cerradas con el cuerpo recostado: Timidez e introversión.
  • Piernas abiertas con el cuerpo recostado: Ganas de comerse al mundo.
  • Piernas en forma de flor de loto: Flexible y relajada ante los retos de la vida.
  • Sujetar el tobillo apoyado sobre la pierna opuesta con las manos: Un problema con su ropa interior o un indicativo de que tiene preferencias homosexuales.

En los hombres

  • Piernas cruzadas por completo: Chico con gran confianza en sí mismo.
  • Piernas juntas y con los pies abiertos: Personalidad extrovertida y muy sociable.
  • Piernas juntas y con los pies pegados: Carácter introvertido y más bien silencioso.
  • Piernas cerradas con el cuerpo recostado: Hombre que cede fácilmente y débil para tomar decisiones.
  • Piernas abiertas con el cuerpo recostado: De personalidad dominante y arrogante.
  • Piernas abiertas con los tobillos entrelazados: Posee un miembro de gran tamaño y se enorgullece, o tiene problemas de peso pero no se avergüenza por ello.
  • Piernas paralelas con los tobillos entrelazados: Individuo práctico y frío.
  • Tobillo encima de la rodilla opuesta y las manos encima de la zona genital: Discreto y observador.

One Response

  1. Dorad 1 año atras

Añadir comentario