Ella sentó a su bebé en el carrito de supermercado, y el bebé murió 2 días después. Mira por qué…

Es muy común ir al supermercado y ver que las madres sientan a sus más pequeños arriba del carrito del super, de forma que puedan tener las manos libres mientras van poniendo las cosas en el carrito al mismo tiempo que cuidan a su hijo.

Esto es algo de lo más normal y se hace desde hace décadas, pero lo que parecía ser algo de los más normal, se convirtió en una verdadera tragedia para esta madre. Ella fue con su bebé a hacer las compras al supermercado, como siempre lo hacía, y cuando Vivianne llegó al supermercado, agarro un carrito, sentó a su bebé y comenzó a hacer sus compras como de costumbre.

El carrito no se veía más sucio de lo normal y estaba en buen estado. Logan, su bebé, tenía puesto un mameluco normal, no era muy delgado, y recorrieron el supermercado por casi una hora.

Vivianne iba llenando el carrito con todas las cosas que tenía en su lista, ya que siempre hacía una desde la casa para que no se le olvidara nada.

Todo iba normal, llego a la casa, le dio su biberón a Logan y lo mandó a dormir, pero esta vez el pequeño no volvió a abrir los ojos como siempre cuando tomaba su siesta dos horas, algo que llamó la atención de Vivianne.

Cuando lo fue a ver, notó que el bebé estaba ardiendo de fiebre y estaba sudando mucho, aunque se veía profundamente dormido. Cuando pasaron 30 minutos, el bebé no dejaba de vomitar.

Sin dudar, lo llevaron al hospital y tuvieron que esperar un largo tiempo, por lo que sospechaban que estaba pasando algo grave.

Luego de una hora y media de espera, uno de los médicos salió y les dijo que Logan había sido infectado con 4 tipos de virus: adenovirus, rotavirus, meningitis y salmonelosis.

Al hablar con los médicos, notaron que el único lugar en el que se pudo infectar de tantos virus fue al sentarlo en el carrito del supermercado, ya que el bebé agarra el carrito con las manos y luego se mete las manos a la boca.

Logan pasó 1 día en el hospital con fiebre y diarrea intensa. Al segundo día, las defensas de Logan no soportaron más y perdió la vida.

Ten más cuidado con los lugares en los que pones a tu bebé.

Añadir comentario