Esta es la razón por la que debes poner atención a las poses de tu perro

Los perros son nuestros mejores amigos pero en ocasiones, entenderlos puede ser una misión imposible… ¿o no? La verdad es que no lo es tanto cuando sabes como interpretar su lenguaje corporal. En sus movimientos pueden expresar muchas cosas de las que imaginas y saber lo que quieren decir, es de gran ayuda en un montón de ocasiones.

Cuanto tu perro persigue su cola. Es una manera de jugar para soltar su exceso de energía. Aunque si se vuelve una acción repetitiva, puedes empezar a sospechar de un tic compulsivo o alguna infección anal.

Ladea su cabeza. Nadie sabe a ciencia cierta la razón, pero los especialistas coinciden en que puede ser una manera de percibir mejor los sonidos, así como el sitio de donde provienen.

Presiona su cabeza. Cuidado, porque muchas personas ignoran esto. Si ves que tu perro está presionando su cabeza, tal vez sienta alguna dolencia en su cráneo, como algún tumor, una toxina o algún traumatismo que sufrió sin tú darte cuenta.

Tose. No es buena señal y tampoco es demasiado común en los perros. En el mejor de los casos, podría tratarse de una enfermedad respiratoria pasajera, y en el peor una infección pulmonar, problemas o gusanos en el corazón.

Duerme más de la cuenta. Es normal en los cachorritos, pero en los perros más grandes podría deberse a que tienen un metabolismo lento o bien, están deprimidos por algún cambio abrupto en su rutina o suceso repentino, como la muerte de un ser querido o una adopción imprevista.

En caso de que tu mascota tenga depresión, puedes llevarla a pasear o jugar con ella, pues el cariño humano le hará muy bien. En cualquiera de los otros signos de alarma, lo mejor es que la lleves inmediatamente con el veterinario.

Añadir comentario