Gata callejera pide ayuda fuera del hospital: La razón hace que mi corazón se derrita

Una gatita embarazada por su propia cuenta llegó a un hospital en Turquía para dar a la luz.

El personal del hospital escuchó a la gatita maullar afuera en la calle y le abrieron la puerta.

Al principio nadie sabía que le pasaba a la gatita, pero cuando miraron su barriga se dieron cuenta de que estaba embarazada.

Inmediatamente la llevaron donde un veterinario donde constataron que la gata tenía mucha dificultad en dar a la luz de una forma natural.

La operaron y le hicieron cesárea y tuvo cuatro gatitos sanos.

Según el sitio de noticias local, Bitlis 13 Haber, esta conmovedora historia ocurrió en abril este año. La gatita estaba maullando afuera de un hospital en la ciudad Tatvan. Al parecer la gata sabía que no iba poder dar a la luz sin ayuda.

¿Qué pasaba?

Las enfermeras primero no entendieron qué le pasaba a la gatita, pero rápidamente se dieron cuenta de que en cualquier momento iba a tener a sus crías.

La llevaron donde un veterinario, que pudo hacer una evaluación más calificada.

”Cuando la gatita llegó estaba muy mal y con muchos dolores. Como ya había pasado mucho tiempo la tuvimos que operar rápidamente”, dice el veterinario Sefer Durmuş, que fue el que hizo la cesareá.

Cuatro gatitos

La gatita tuvo cuatro crías sanas y el veterinario Sefer Durmuş dice que la mamá estaba bien después de la operación.

Añadir comentario