La madre no cree lo que ven sus ojos cuando le enseñan a su bebé. Hacía 50 años que algo así no pasaba ¡Vaya sorpresa!

Esta es la historia de Dara Crouch, una mujer de 29 años que quedó embarazada por segunda vez.

Pero ella ya tenía bastante claro que tendría una niña, ya que desde hace más de 50 años todos los miembros de su familia han dado luz a niñas. Por eso, cuando los doctores le preguntaron si quería saber el sexo del bebé ella dijo que no, ya que sabía que sería una niña.

Los meses seguían pasando y ella seguía estando seguro de que traería al mundo a una hermosa niña. Finalmente, el día del parto llegó y no pudo creer cuando una de las enfermeras dijo “¡Es un niño!”. Dara había quedado sin palabras, estaba atónita y no creía las palabras que la enfermera había dicho.

Pero cuando le enseñaron a su bebé se llevó la sorpresa más grande de su vida, la reacción de Dara fue realmente espectacular y fue capturara por el fotógrafo Ker Fox, quien fue el encargado de inmortalizar el momento del nacimiento de la segunda “hija” de Dara.

La expresión de Dara ha hecho que las fotos se vuelvan virales. Ella jamás se imaginó que tendría un niño, ya que se sentía muy segura sobre la “tradición” de su familia, la cual ella se encargó de terminar 50 años después.

Dara estaba tan segura que sería una niña que es bastante probable que haya comprado puras cosas para una niña y haya pintado el cuarto de rosa. Sin embargo, Dara y su familia no podrían estar más felices de traer al mundo a un pequeño que formara parte de su familia. Un pequeño que le dio a su madre la sorpresa más grande de su vida.

Añadir comentario