Niña de 10 años con avanzado embarazo desata furia en Mendoza, Argentina

Lamentablemente el abuso infantil es un delito muy grave en la sociedad, el cual se produce cuando un adulto abusa de un menor de edad. En la mayoría de los casos, las personas que abusan del menor son de la misma familia.

En este caso, en Mendoza, Argentina, se reportaron al menos 90 casos de abusos entre menores que se encuentran entre los 11 y 12 años de edad en el año 2015, algo que es realmente alarmante.

Desde hace algunos meses, una pequeña de 10 años ingresó al hospital pediátrico Dr. H. Norri con un diagnóstico de dolor abdominal muy fuerte. Cuando la pequeña tuvo su cita con el doctor, este encontró que la niña se encontraba embarazada. Luego de hacer una ecografía determinó que la pequeña tenía 32 semanas (8 meses) de embarazo.

La madre de la niña no tenía ni la menor idea de que su hija había sido víctima de abusos. No se ha revelado el nombre de la niña para protegerla, pero luego de una entrevista que se hizo para juntar información sobre el agresor, ella contó que su tío de 23 años de edad fue quien abusó de ella. La noticia conmocionó a todos los familiares y a millones de personas en Argentina y todo el mundo.

Las autoridades del hospital se comunicaron con la fiscalía, quienes se presentaron en el hospital. El jefe de fiscales de Mendoza, Alejandro Gullé, comentó: “El tío convive de vez en cuando con la niña. Es una persona que viaje mucho a Bolivia y cuando regresa a Argentina, reside en la casa de la niña”.

En algunos casos similares se ha optado por interrumpir el embarazo, pero en este caso no se puede debido a que está en etapas muy avanzadas. La familia tendrá que decidir cuál será el destino del bebé.

“La pequeña tiene un cuerpo robusto, razón por la que nadie notó su embarazo”, comentó Gullé.

Luego de escuchar la declaración de la pequeña, se ordenó que el tío, que convive algunos meses con la familia, sería acusado por “abuso agravado por la convivencia”, por lo que tendrá que pasar entre 8 y 10 años en prisión. “Es importante saber si la personas que sospechamos, realmente es el agresor. Por esta razón se tienen que hacer exámenes para determinar si en realidad es el padre”.

Añadir comentario