Niño envío un obsequio de caridad, a los 11 años, un mensaje de Facebook lo cambia todo

Hay personas que se niegan a creer en el destino. Pero otras tienen historias tan increíbles, que a veces es inevitable preguntarnos si este no estará preparando una sorpresa para nosotros. Justo como la que ocurrió con los protagonistas de esta preciosa anécdota.

Cuando tenía siete años, Tyrel Wolfe, de Idaho, Estados Unidos, participó en una dinámica de su escuela para enviar regalos de caridad a chicos de diferentes partes del mundo. Esta consistía en colocar objetos dentro de una caja de zapatos, tales como juguetes, útiles escolares y productos de limpieza personal. Samaritan’s Purse, una organización humanitaria a nivel internacional, era la encargada de coordinar los envíos.

Tyrel armó su paquete con mucha ilusión, aunque no tenía idea de donde iba a ir a parar. Este resultó ser enviado a Quezon City, una ciudad de Manila, Filipinas, en la que vivía Joana Marchan.


Joana se puso tan feliz al recibir aquel regalo, que escribió una carta de agradecimiento para Tyrel. Desafortunadamente esta se perdió, aunque la pequeña siempre guardó con amor aquel recuerdo. Desde entonces pasaron once años y las redes sociales llegaron para hacer lo que parecía imposible.

Al recordar a aquel niño que había tenido un gesto amable con ella, Joana decidió buscarlo por Facebook. Una vez que lo encontró se hicieron amigos y descubrieron que tenían varias cosas en común, especialmente su fe cristiana.

Luego de un año de enviarse mensajes, Tyrel viajó a Filipinas para pasar diez días y conocer a Joana y todo fue amor a primera vista.

Se casaron en el 2014. Como homenaje a su historia romántica, pidieron a cada uno de los invitados a la boda que enviaran cajas de regalo a través de Samaritan’s Purse para seguir ayudando a otros.

Hoy, los dos están casados y tienen un precioso bebé.

Añadir comentario