Un padre deja a su hija en la carretera y cuando mira por el retrovisor ve algo terrible

La historia que nos cuenta este video tiene un mensaje muy poderoso y lamentablemente es algo que sucede todos los días en algún lugar.

El video tiene el objetivo de hacernos ver como en muchas ocasiones la gente termina dañando a alguien porque se cansan de ser responsables y porque nunca pensaron bien las cosas.

En el video podemos ver la historia de una pequeña que es adoptada y su nueva familia parece ser muy contenta, amable y cariñosa. Luego de adoptarla la llevan a su nueva casa, conoce a su nueva hermana, su habitación y toda una vida nueva llena de amor.

Al principio todo es amor y diversión. La familia se la pasa muy bien con su nueva integrante, la cena es muy divertida, salen a pasear y juegan mucho. Pero el tiempo empieza a pasar y todo deja de ser tan bello y divertido como antes.

Ahora nadie quiere jugar con la pequeña, y cuando intenta llamar la atención de sus padres y su hermana para que jueguen con ella, ellos simplemente la ignoran o se desesperan y la regañan.

Llega el punto en que los padres se cansan de la niña, se arrepienten de haberla adoptado y se olvidan de todos los bellos momentos que pasaron con ella. Así, un día los padres deciden que es momento de deshacerse de la niña, por lo que el padre la lleva en un viaje de carretera, la baja del auto, le avienta su peluche favorito y en lo que la niña va por su peluche el padre se sube al auto y lo arranca.

Mientras el auto avanza el padre acomoda el retrovisor para darle un último vistazo y vemos que en realidad se trataba de un pequeño perro del que se cansaron. Esto es algo que pasa todos los días y la gente cree que es más fácil abandonarlos a su suerte que encontrarles otro hogar, además de que no son responsables, pensando que cuidar a un ser vivo es algo que no requiere de obligaciones.

Recuerda, si vas a adoptar o comprar a un perro o a cualquier ser viviente, tienes que estar dispuesto a hacerte cargo de ese animal en las buenas y en las malas, no seas irresponsable.

Añadir comentario