Padre percibe un desagradable olor en la habitación de su hija, al entrar grita horrorizado

Ser padre no es fácil al igual que las tareas que a diario se deben llevar a cabo con ellos, la más desagradable de ellas para la mayoría podría ser cambiar los pañales, sobre todo cuando los niños están creciendo y sus heces se vuelven parecidas a la de los adultos y su olor es más desagradable.

Y alguien quien sabe muy bien sobre esto es Jesse Mab-Phea Hill.

Padre percibe un desagradable olor en la habitación de su hija, al entrar grita horrorizado

Este padre estaba pasando un día muy agradable y tranquilo cuando de repente le dio hambre, así que decidió buscar comida en el refrigerador, pensó que quizás una rebanada de pastel de chocolate estaría bien.

Cuando se dirigió a la cocina encontró algo color marrón pero no precisamente el pastel que estaba buscando. Al pasar por la habitación de su hija se dio cuenta de algo que olía muy mal.

Padre percibe un desagradable olor en la habitación de su hija, al entrar grita horrorizado

Esta fue la terrible experiencia que tuvo este padre con su hija:

“Me encontraba teniendo un día estupendo, había dejado a mi hijo en la escuela, había hecho ejercicio, apenas me había empezado a relajar en el sótano de mi casa.

Mi esposa Mayra se encontraba fuera de la casa dando clases de gimnasia, mi pequeña hija Alessandra estaba dormida en su habitación y mis perros se encontraban afuera en el jardín.

Prácticamente me encontraba solo en la casa así que decidí darme tiempo para mí y me puse a ver vídeos en Youtube.

Me dio hambre y quería un pedazo de pastel de chocolate que habíamos preparado para el club de Scouts de Jesse. Subí por las escaleras a buscarlo cuando de repente me llegó un olor raro, miré el sótano desde arriba de las escaleras, lo primero que pensé fue que los perros habían hecho alguna sorpresita antes de sacarlos al jardín pero no miré nada.

Entonces la cosa se puso más rara cuando me di cuenta que el olor venia de la planta de arriba

Rápidamente corrí por las escaleras hasta la habitación de Alessandra, en mi cabeza repetía ¡no, no, no! Deseando que no fuera lo que me imaginaba.

Cuando llegue la miré de pie en la puerta de su habitación sujetando su pañal con una mano y cubierta de su propia caca de pies a cabeza. Pero no era un poco de caca en alguna parte del cuerpo o en otra sino que se trataba de grandes trozos de excremento cubriendo cada parte de su cuerpo, incluso su cara y cabello como si fuera alguna clase de mascarilla.

Esto era peor que la última vez que había decidido explorar su pañal. Por un momento me pasó por la cabeza cerrar la puerta de la habitación y fingir que no había visto nada hasta que Mayra llegara a casa para que ella se hiciera cargo pero después me acordé que acababa de pasar el día de las madres mexicanas y no quise ser tan malo.

Mi hija era un desastre, ni siquiera encontraba la manera por donde tomarla para llevarla a bañar, así que le abrí la puerta para que ella sola caminara hasta el baño. En lugar de caminar hacia el baño por si sola como yo lo había planeado, la muy perversa decidió extenderme los brazos para que la levantara, le dije: juguemos unas carreras a ver quién llega primero al baño, después de unos segundos mirándome fijamente pasó corriendo a un lado de mí y bajó las escaleras.

Pero el baño no estaba abajo, así que como no tenía la intención de hacerme caso, la tuve que llevar yo mismo al baño. La tomé con dos dedos de cada mano para levantarla hasta el baño.

Padre percibe un desagradable olor en la habitación de su hija, al entrar grita horrorizado

Cuando la estaba bañando a ella le daba gracia tocarme con sus manos llenas de caca y yo solo podía gritar como una chica prepuberta, fue hasta después de 30 minutos que pude quitarle toda la caca del cabello, trasero, manos, pies y en todas las partes que puedan imaginarse.

Pensé que lo peor había pasado ya que no había entrado a la habitación por estar cuidando a Alessandra que parecía un troll cubierto de caca cuando la miré con su panal en la mano, pensé que solamente había defecado y se lo había restregado en la cara pero después me di cuenta que era peor de lo que imaginaba.

Padre percibe un desagradable olor en la habitación de su hija, al entrar grita horrorizado

Todo lo que estaba del lado derecho de la habitación estaba cubierto de caca de bebé; los juguetes, las paredes, la ventana, el piso, el piano para bebés, la cortina, incluso mis ánimos, absolutamente todo en esa parte de la habitación estaba cubierta de caca como si un huracán de caca categoría 5 hubiera arrasado esa parte de la habitación de mi hija, el ¨huracán cacatrina¨, ni siquiera tenía idea de por dónde comenzar a limpiar así que llamé a Mayra.

Mi esposa se dirigía a nuestra casa y yo no sabía si limpiarla, quemarla o comprar una nueva. 4 rollos de papel, 3 toallas nuevas, 1 sábana robada del vecino, 1 gran botella de desinfectante, 1 botella de líquido corrosivo,1 bolsa llena de juguetes que iban directos a la basura, 2 horas limpiando, una llorando y unas tremendas ganas de vomitar, después de todo la habitación todavía olía como si alguna animal estuviera muerto.

Padre percibe un desagradable olor en la habitación de su hija, al entrar grita horrorizado

Amo a mis hijos como nada en el mundo y haría lo que sea para verlos felices pero al parecer mi hija se tomó muy enserio eso de hacer lo que sea por ella.

Mi pequeña son mis ojos y es mi favorita de los dos pero en este momento lo estoy reconsiderando.

Escribo esto no solo para meter miedo en los padres primerizos o con el fin de que eviten tener hijos, sino para recordarme que no importa que es lo que pase en el futuro, al menos espero en ese momento no estar limpiando la caca en los juguetes de mi hija otra vez.

Esta fue una situación muy incómoda y muy asquerosa para el padre pero hay que reconocer que fue muy graciosa, al menos para nosotros que no tuvimos que limpiar. Nadie dijo que ser padre fuera algo sencillo o fácil pero en verdad, cada suceso vale la pena.

¿Qué opinas al respecto de la situación tan cómica que pasó este hombre? ¿Cuál ha sido tu experiencia más graciosa con tus hijos? Déjanos tu respuesta y no olvides compartir esta historia con otros padres para que al menos rían un poco si su día va mal.

Añadir comentario